En la imagen, el líder del PP, Pablo Casado, y la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la campaña por las elecciones. EFE/ J.J Guillén

El PP utilizará Madrid para bloquear la política fiscal de Sánchez

stop

La investidura de Ayuso arranca cuatro años de oposición activa de PP y Cs en materia fiscal ante un nuevo posible gobierno de Pedro Sánchez

Patricia Rivero

Economía Digital

En la imagen, el líder del PP, Pablo Casado, y la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la campaña por las elecciones. EFE/ J.J Guillén

Madrid, 13 de agosto de 2019 (04:55 CET)

Madrid se convertirá en el ariete de PP y Ciudadanos para contraatacar a la política impositiva de Pedro Sánchez en el momento en Isabel Díaz Ayuso sea investida este miércoles. Para el líder de los populares, Pablo Casado, por tanto, afianzar su posición en futura oposición a un posible gobierno de Sánchez y hacer campaña en vivo de la política económica que plantearía si en algún momento se instalara en la Moncloa. El objetivo de contrarrestar a Sánchez está totalmente compartido con Cs, y que ambos partidos consignaron en el documento para gobernar en coalición la comunidad madrileña.

A este respecto, el punto 137 del acuerdo firmado por los dos partidos de la futura coalición hacen una mención directa al Gobierno Central y las intenciones sobre fiscalidad: “Exigiremos al Gobierno de España que no aumente la presión fiscal sobre las familias y empresas”. Y, además, avisa: “la Comunidad de Madrid abordará las 27 rebajas de impuestos necesarias para paliar una eventual subida de impuestos por parte del Gobierno de España”. El PSOE anunció durante la campaña electoral que revisaría ciertos impuestos, como el IRPF o Sociedades; o pretendía dar luz a nuevas tasas sobre el diésel o la tasa Tobin. Un escenario que un hipotético pacto con Unidas-Podemos podría endurecer todavía más.

Con el control completo de Madrid gracias al apoyo de VOX, PP y Ciudadanos harán campaña de cuál podría ser su política impositiva en un posible gobierno de coalición a nivel estatal; aunque el primer paso es que la investidura de Isabel Díaz Ayuso. Además, esta política incentivaría el perfil de Madrid como "oasis fiscal". Algo que ha sido muy criticado por el independentismo catalán, que puede ser clave para el gobierno de Sánchez, se repitan o no las elecciones generales.

Un plan económico contra Sánchez

La liberalización económica que prevé continuar el futuro Ejecutivo de Madrid es, para las formaciones, dotarse de “recursos para que los ciudadanos puedan consumir, ahorrar e invertir más y, así, generar actividad y empleo”, una política que dista de las intenciones del actual ejecutivo en funciones.

El Plan de Estabilidad 2019-2022 que el Gobierno de Sánchez envió el pasado mes de abril a la Comisión Europea contiene una subida de impuestos de 5.654 millones de euros para 2020. Además, prevé que los ingresos públicos escalen hasta una cifra equivalente al 40,7% del PIB en 2022. Esto supone unos 26.000 millones más de lo que se recaudaría si se mantuviera la presión fiscal igual que en 2018.

El alza en el IRPF, Sociedades, diésel, junto con la creación de tasas Google y Tobin propuestas, aunque el Ejecutivo espera que este gran aumento de la recaudación fiscal proceda de la “mayor actividad económica”

El PP ha mantenido la Comunidad de Madrid desde 1995 como punto clave de sus aspiraciones en materia fiscal.  En la última legislatura, por ejemplo, aprobó cambios en Sucesiones y Donaciones, abaratando las transmisiones entre hermanos, o incluso entre tíos y sobrinos, tal y como adelantó EconomíaDigital.

Rebaja del IRPF y deducciones para jóvenes y familias

Con las 155 medidas pactadas entre PP y Ciudadanos y las exigencias de Vox como hoja de ruta, uno de los bastiones clave para el futuro del Ejecutivo es acometer una rebaja tributaria generalizada, con la bajada del IRPF como primer eje vertebrador y con el objetivo de “beneficiar a todos los contribuyentes madrileños, especialmente las rentas más bajas”, según expone el acuerdo. Además elevarán el mínimo personal y familiar por descendientes. 

En cuanto a posibles deducciones sobre el IRPF las formaciones de derecha se comprometen a profundizar sobre ellas para favorecer a jóvenes, familias y emprendedores, e impulsar el acceso a la vivienda, “ya sea en propiedad o en alquiler”.

Con este acuerdo firmado y acuerdo con Vox cerrado, el pleno para investir a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, como presidenta de la Comunidad de Madrid arrancará este martes, aunque la votación se celebrará el miércoles. La investidura de Ayuso saldrá previsiblemente adelante, ya que la suma de los diputados de PP (30), Ciudadanos (26) y Vox (12) suman mayoría absoluta, al acumular 68 diputados frente a los 64 de PSOE-M (37), Más Madrid (20) y Unidas Podemos (7).

Si en la primera votación del miércoles Ayuso no logra sumar la mayoría absoluta, lo que parece improbable, su propuesta será sometida en una nueva votación a las 48 horas, es decir, el 16 de agosto, y podrá ser investida con mayoría simple de los diputados presentes

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad