Barcelona abre la puerta a una ligera liberalización de los horarios comerciales

stop

COMERCIO

07 de octubre de 2013 (16:33 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona ha sido hasta ahora inflexible en la protección del pequeño comercio mediante horarios comerciales más restrictivos que muchos municipios catalanes. Sin embargo, el Ejecutivo que preside el alcalde Xavier Trias (CiU) podría plantearse incrementar el número de festivos de apertura. Todo dependerá del consenso en el sector

La segunda teniente de alcalde y responsable del área económica de la ciudad, Sònia Recasens (CiU), ha presentado este lunes un informe que analiza los beneficios e inconvenientes de la liberalización horaria. Recasens ha indicado que el consistorio podría plantearse introducir cambios. No obstante, ha asegurado que el gobierno municipal es "inflexible" en la defensa del modelo de comercio de proximidad.

Escenarios

El informe, realizado por la Universitat de Barcelona (UB), plantea diferentes escenarios para los cambios legislativos. El que mejor se adapta a las necesidades de la ciudad --y en el que se muestra un aumento de empleo y de facturación-- supone un incremento del número de festivos de apertura (entre 2 y 8) y un rediseño del calendario que permita mover los días hacia épocas de máxima afluencia turística.

El encargado de dirigir este estudio, el profesor del Laboratorio de Transferencia en Economía Aplicada de la UB, Jordi Suriñach, ha indicado que de esta forma se aprovecharía el tirón turístico sin poner el riesgo el modelo comercial.

La decisión se tomará con el consenso del sector. “Hoy no vamos a anunciar ningún cambio en nuestro modelo comercial, sino que volvemos a apoyar al sector y damos cumplimiento a su petición de dar un poco más de luz y datos para ayudarle a tomar decisiones", ha puntualizado la teniente de alcalde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad