José Manuel Opazo se postula para coordinar a los grupos que quitan los lazos amarillos de la vía pública en Cataluña. /FACEBOOK

La “bestia” española de Torra coordinará a los quita lazos amarillos

stop

La “bestia” española a la que se refirió Quim Torra se postula para comandar a los grupos que quitan símbolos independentistas de la vía pública

Josep Maria Casas

Economía Digital

José Manuel Opazo se postula para coordinar a los grupos que quitan los lazos amarillos de la vía pública en Cataluña. /FACEBOOK

Barcelona, 10 de agosto de 2018 (04:55 CET)

Dice que no es el “líder” de los que quitan lazos amarillos, pero José Manuel Opazo asegura que está en “primera línea” para coordinar la actuación, financiación y asesoramiento legal de los llamados grupos de defensa y resistencia (GDR) que se dedican a eliminar la simbología independentista de la vía pública.

A los grupos que quitan lazos amarillos “les falta coordinación, estrategia, unificación de criterios: ¡no puede ser que cada uno vaya por libre!”, exclama Opazo. Insiste en que su actuación deber estar “100% dentro de la ley”.

Opazo es la “bestia” española a la que se refirió al ahora presidente Quim Torra en un articulo escrito hace diez años. Después de conseguir que la compañía aérea Swiss incorporara el castellano en detrimento del catalán en los vuelos entre Barcelona i Zurich, Torra cargó contra él en un artículo, aunque sin mencionar su nombre.

Es un empresario vasco que reside desde hace años en Suiza, donde dirige un holding empresarial dedicado al sector inmobiliario y a la construcción. En los años ochenta fue guardia civil en el País Vasco. Visita con frecuencia Cataluña por negocios y porque tiene una residencia en el Maresme.

El equipo de Opazo

Opazo se postula para desempeñar “funciones de coordinación” de los grupos que quitan los lazos en solidaridad a los dirigentes independentistas presos o huidos de la justicia. La actuación de estos grupos está huérfana de liderazgo.

Cuenta con un equipo en el que está Xavier Codorníu, su “brazo derecho”. Codorníu fue el primer secretario general de Societat Civil Catalana (SCC) y, hasta la semana pasada, también era el secretario de la asociación Somatemps. Dejó este último cargo por discrepancias estratégicas con su presidente, Josep Alsina.

La “bestia” española de Torra ha desplegado una panoplia de acciones contra los independentistas que también afectarán al presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez. Opazo impulsa una manifestación en Barcelona en contra de Sánchez para el 9 de septiembre, dos días antes de la Diada. Arrancará delante de El Molino, en el Paralelo barcelonés.

El lema de la manifestación es “¡España no es botín de terroristas ni separatistas!”. Codorníu señala que será una movilización “de censura” a Sánchez por sus pactos “con los que simpatizan con ETA y con los separatistas”. Tanto Opazo como Codorníu aseguran contar con el apoyo de diversas organizaciones, aunque por el momento ningún partido con representación parlamentaría se ha sumado al acto.

Pancartas de quita y pon

Opazo ha pagado de su bolsillo veinte pancartas para anunciar la manifestación. Un grupo de voluntarios las exhiben en los puentes de autopistas y de accesos a Barcelona. Sólo las muestran durante un par de horas: las cuelgan y se las vuelven a llevar a casa. Dice que así se diferencia de los que colocan lazos amarillos: “nosotros no ensuciamos las calles”.

Pancarta para anunciar la manifestación del 9 de septiembre en Barcelona.

Pancarta para anunciar la manifestación del 9 de septiembre en Barcelona.

Entre las acciones que promueve está la llegada de un grupo de cuatro observadores internacionales par que redacten informes sobre Cataluña. Pretende que estos informes sean la base documental de un proceso judicial contra los gobiernos de Torra y de Sánchez. Contra este último planea querellarse por “dejación de funciones”.

Ha puesto en marcha una campaña para captar fondos con los que cubrir las multas y el asesoramiento jurídico de los que quitan lazos amarillos. Opazo dice que el dinero no es problema porque “hay gente dispuesta a ponerlo”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad