Carmena medita destituir a Mayer

stop

La alcaldesa de Madrid, que corrige abiertamente a la concejal de Cultura, pide perdón por haber arruinado el Carnaval y mostrar un espectáculo "deleznable"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

08 de febrero de 2016 (13:07 CET)

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha comparecido para asumir la responsabilidad política de la obra de teatro proetarra presentada a los menores de edad durante las fiestas de Carnaval. La perimer edil pidió perdón sin matices y dejó abierta la posibilidad a la destitución de la concejal de Cultura, Celia Mayer, que acumula tres polémicas en apenas dos meses.  

"Siento enorme pesar por haber estropeado el Carnaval. Hubo un espectáculo que era inaceptable, violento, deleznable desde otro punto de vista", explicó la alcaldesa de Madrid ante los medios de comunicación.  

La alcaldesa aseguró que el equipo de gobierno analiza determinar las responsabilidades. "Es muy importante que veamos si efectivamente (Mayer) puede seguir, o desea seguir o es lo mejor que ella siga en el Gobierno", aseguró Carmena.  

Corrección a Mayer  

Carmena se ha mostrado más contundente que de costumbre con su concejal de Cultura, que este lunes había anunciado que estudiaría retirar la denuncia contra los titiriteros por entender que el poder judicial está siendo instrumentalizado para atacar al gobierno de Ahora Madrid.

"Lo que ha dicho esta mañana en Twitter no es exactamente así. Va a mantener la denuncia como tal", ha explicado la alcaldesa. "El contenido de la denuncia está claro, no era adecuado para los niños y eso no es lo que se había contratado. Otra cosa es que alguien del Ayuntamiento informara mal a los titiriteros", añadió.  

Tres polémicas en un mes  

Fuentes cercanas a Ahora Madrid han explicado que la alcaldesa está profundamente molesta por las constantes polémicas que han desatado gran escándalo mediático por las actuaciones de la concejalía de Cultura que, en teoría, no debería ser un área de gobierno que genere gran polémica. 

Después de los cuestionamientos por el formato de la Cabalgata de Reyes, la concejala Mayer tuvo que asumir la responsabilidad de la retirada precipitada de algunos símbolos y placas por la ley de Memoria Histórica.

La alcaldesa ha explicado que esta última polémica es "muy grave" y aseguró que habrá responsabilidades. El puesto de Mayer parece pender de un hilo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad