Chacón y Rubalcaba pelean voto a voto en una contienda reñida

stop

El exministro de Interior pide renovar un partido único y sólido y la exministra de Defensa elogia la vieja gestión de Felipe González y Rodríguez Zapatero

Chacón y Rubalcaba en Sevilla

04 de febrero de 2012 (13:45 CET)

Los candidatos a presidir el partido socialista, Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba, pelean este sábado en el 38 congreso del PSOE celebrado en Sevilla en una votación muy ajustada, según casi todos los pronósticos. En los discursos dirigidos a los representantes del partido con derecho a voto, ambos candidatos intentaron cazar votos en los terrenos donde se supone que su adversario es fuerte. Rubalcaba pidió renovar el PSOE e integrar más a los jóvenes al partido mientras que Chacón elogió la gestión de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero por su contribución al estado del bienestar.

En un congreso presidido por el presidente andaluz José Antonio Griñán, Pérez Rubalcaba aseguró que si es electo secretario general no habrá personalismos ni “Rubalcabismo”. “Necesitamos cambiar nuestras ideas y reformar nuestro partido”, ha afirmado el candidato. “A mí no me van a quebrar. Se trata de una tarea colectiva y no de liderazgos personalistas”, ha añadido.

Rubalcaba ha afirmado que el PSOE necesita un partido socialista y renovado. El candidato pidió “el cambio y la unidad”, dos palabras que, según ha dicho, “alumbrarán” su mandato como secretario general.

El candidato de la vieja guardia pidió una mayor integración a los jóvenes en el partido y también aprovechó para atacar subrepticiamente a su rival al asegurar que el PSOE no puede ser una unión de partidos confederales sino un partido “único y fuerte”.

Elogio al pasado


Después del turno de Rubalcaba, Carme Chacón se presentó en el escenario del congreso con una sonora y prolongada ovación de los participantes y comenzó su discurso pidiendo a los concejales y alcaldes un esfuerzo para “recuperar la mayoría social” en España. Al igual que Rubalcaba, Chacón elogió la gestión del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero que “aumentó la igualdad entre los españoles” y también la de Felipe González que “construyó el estado del bienestar con escuelas y hospitales”.

Chacón, que apenas hizo menciones a la pluralidad de las comunidades autónomas y eludió mencionar en su discurso el modelo territorial. “España tiene diferentes acentos”, dijo en un inciso. También aseguró que “si el partido promete cambio, tiene que hacer un cambio”. Rechazó empezar desde cero, porque eso implicaría negar los avances sociales que, a su juicio, hicieron posibles las gestiones socialistas.

En un discurso lleno de eslóganes, Chacón cargó contra la “economía de casino” que ha debilitado a Europa y criticó el auge de los nacionalismos europeos, especialmente el de la derecha Alemana. También cargó contra la hegemonía de la Iglesia católica, contra la derogación de la asignatura Educación para la Ciudadanía y la amenaza que, a su juicio, se cierne sobre la ley del matrimonio homosexual.

"Algunos cuentan los militantes y para mí, los militantes cuentan", dijo la candidata en una frase preparada que ya había repetido días atrás. Chacón comenzó y finalizó su discurso pidiendo a los militantes recuperar las bases sociales y “levantarse y avanzar”.

Ambos contrincantes expusieron su discurso en una hora. Se estima que a las tres de la tarde se conocerá el nombre de la candidatura ganadora.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad