Coca-Cola es una de las compañías implicadas. Foto: EFE.

Coca-Cola copiará a las tabacaleras para confundir a los consumidores

stop

PATROCINA ESTUDIOS SESGADOS DE NUTRICIÓN

12 de agosto de 2015 (22:00 CET)

Coca-Cola aplicará las técnicas propagandísticas de las tabacaleras para convencer a los consumidores de que su producto no está directamente relacionado con los males que le achaca la comunidad científica. El gigante estadounidense de la alimentación ha donado 1,5 millones de dólares a la fundación Energy Balance Network, creada el mismo día en que se anunció la fusión de los embotelladores europeos.

Esta institución tiene como misión disociar el consumo del popular refresco y otros alimentos polémicos de la epidemia de sobrepeso que sufren Estados Unidos y Europa. Los esfuerzos de Coca-Cola, cuya primera dama en Europa es la empresaria catalana Sol Daurella, implican a más científicos que desde 2008 han recibido cuatro millones de dólares por los mismos motivos. Los investigadores se agruparán en la nueva fundación.

Los trabajos que Coca-Cola paga desde hace más de un lustro ofrecen a la opinión pública un mensaje sesgado de la realidad, según los expertos en nutrición y salud pública que ha consultado The New York Times. Obvia la multinacional los resultados de investigaciones que demuestran que la actividad física tiene un impacto menor que la dieta en la ganancia de peso.

Coca-Cola desviará la atención sobre la obesidad

"La agenda de Coca-Cola es clara: consigue que los investigadores desvíen la atención sobre la ingesta calórica", explica al rotativo neoyorquino la profesora de nutrición de la Universidad de Nueva York, Marion Nestle. El consenso de los expertos consultados indica que "está demostrado que el sedentarismo por sí mismo no explica la epidemia de obesidad".

El enlace directo con las prácticas de las tabacaleras, que recurren al mismo método para apartar a su producto de las causas del cáncer, lo establece el experto de la Universidad de Carolina del Norte Barry Popkin. Las organizaciones científicas independientes denuncian la práctica habitual en países desarrollados de las grandes multinacionales de la alimentación, que patrocinan los congresos o incluso proyectos específicos, como Coca-Cola y las marcas de cigarrillos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad