La alcaldesa Ada Colau y la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz. / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Colau amenaza a Airbnb, Booking, Homeaway y Apartur

stop

El Ayuntamiento de Barcelona se reúne con las plataformas de alquiler turístico para darles un ultimátum por publicitar pisos ilegales

Barcelona, 04 de febrero de 2020 (17:42 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado un ultimátum a las plataformas de alquiler Airbnb, Homeaway, Booking y Apartur para que dejen de publicitar pisos turísticos que no tengan la preceptiva licencia de actividad. Les han advertido que serán sancionados de nuevo si no cumplen con la ley.

Después de una reunión con los representantes de estas plataformas de alquiler turístico, la teniente de alcalde de Ecología y Urbanismo, Janet Sanz, y el concejal de Turismo, Xavier Marcè, han expuesto este martes los términos de lo que calificaron de “ultimátum”: si no eliminan los pisos sin licencia de sus plataformas digitalesen un plazo de 45 días, serán sancionados.

En rueda de prensa, Sanz precisó que las labores de inspección del Ayuntamiento de Barcelona se han traducido en 16.814 expedientes, 6.295 órdenes de cese, 8.042 sanciones y 383 precintos.

Pese a estas actuaciones, Sanz afirmó que han detectado incumplimientos de la ley en todas y cada una de las plataformas que operan en Barcelona. Siguen publicitando apartamentos turísticos que no disponen de la preceptiva licencia de actividad.

Si continúan los incumplimientos, Sanz advirtió de que el Ayuntamiento volverá a sancionar a las plataformas. “Nosotros estamos posando todos los recursos que nos tocan y más, y no vemos el mismo esfuerzo por su parte”, indicó.

Exigió a estas plataformas que sean “proactivas” para erradicar la actividad de grupos mafiosos organizados. Hace unos meses, se produjo la agresión a un joven que denunció un piso turístico ilegal.

Las ilegalidades perjudican a los legales

Xavier Marcé exigió “un pacto de respeto con la ciudad y con la habitabilidad”. “Por eso hacemos esta exigencia de cumplimiento y de evitar toda ilegalidad, porque esto es también un acuerdo de respeto para los que están trabajando dentro del marco legal”, precisó.

Insistió en que las ilegalidades perjudican al que quiere estar en la legalidad. No admitió la excusa de que “todo es global”, en referencia a la internacionalización de las plataformas digitales de alojamiento turístico. Les exigió que se adapten a la ciudad.

El Banco de España advirtió el año pasado sobre las consecuencias que conllevan los alquileres de uso vacacional. La aparición de nuevas formas de alquilar viviendas con un fin turístico compite con la oferta de alquiler residencial en grandes ciudades, lo que provoca un incremento de los precios. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad