Colau impone una moratoria de bares en el barrio de Sant Antoni

stop

La medida afectará a veinte manzanas alrededor del mercado, donde no se podrán abrir nuevos establecimientos enfocados al turismo

El mercado de Sant Antoni está a punto de acabar las obras de remodelación.

Barcelona, 27 de febrero de 2017 (22:02 CET)

Una nueva moratoria en Barcelona. Durante un año, mientras no se apruebe el nuevo plan de usos para las calles próximas al mercado de Sant Antoni, el Ayuntamiento de Ada Colau no concederá licencias para abrir bares, restaurantes, tiendas de souvenirs y otros locales de libre concurrencia enfocados al turismo.  

La medida afecta a veinte manzanas del ensanche izquierdo de Barcelona, situadas alrededor del histórico mercado de Sant Antoni, del que están a punto de finalizar las obras de remodelación. Esta zona se ha convertido en un polo de atracción turística.  

El gobierno de Ada Colau decretó anteriormente medidas similares en Ciutat Vella, en la calle Blai del Poble Sec y en la zona de la plaza Osca de Sants. La decisión de incluir el barrio de Sant Antoni ha levantado críticas entre los grupos municipales, pero en sentidos opuestos. El grupo de ERC, por boca de Alfred Bosch, le ha reprochado que llega tarde. En cambio, Carina Mejías, de Ciudadanos, apunta que la medida "incidirá negativamente en la creación de ocupación y en el crecimiento de la actividad económica de un barrio que está empezando a superar un periodo muy difícil".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad