Un hombre que llevaba una máscara facial camina por el centro de Viena, Austria. Foto: Efe/ Christian Bruna

De Austria a Grecia: así sale Europa del confinamiento

stop

La mayoría de países europeos ya han empezado a relajar sus restricciones a la hora de, por ejemplo, asistir a algunos comercios o pasear a los más pequeños

Lorena Martín

Un hombre que llevaba una máscara facial camina por el centro de Viena, Austria. Foto: Efe/ Christian Bruna

Barcelona, 15 de abril de 2020 (12:08 CET)

Los países europeos —tras sufrir más de 933.000 casos de contagio de coronavirus— están llevando a cabo en gran parte medidas para desmontar el confinamiento, sobre todo en el norte y centro del continente. Sus gobiernos apuestan por normalizar la situación, teniendo en cuenta que los hospitales ya están recuperando su efectividad.

Austria —con 14.280 casos de contagio y 293 fallecimientos— inició la "nueva normalidad" el pasado martes, después de cuatro semanas de cuarentena por el coronavirus. Ahora pueden abrir los pequeños comercios de menos de 400 metros cuadrados y las tiendas de bricolaje y jardinería. Los negocios de mayor tamaño tienen previsto volver a la actividad a partir del 1 de mayo; y la hostelería, salones de belleza y las tintorerías no podrán abrir hasta finales de mayo.

Los centros educativos permanecerán cerrados hasta mediados del próximo mes en Austria, aunque están asegurados los exámenes de final de curso. Siguen estando prohibidos, sin embargo, los grandes eventos públicos, al menos hasta finales de junio. Las mascarillas son obligatorias y aquellos que incumplan las normas pueden ser multados con hasta 3.600 euros.

Dinamarca inicia su desescalada en el confinamiento este miércoles 15 de abril, cuando comienzan a funcionar las guarderías y los colegios de primaria. Poco a poco irán volviendo a la actividad normal los negocios de hostelería, peluquería y clínicas de fisioterapia, entre otros. En el caso de los grandes eventos culturales, seguirán estando prohibidos hasta finales del mes de agosto.

El país danés ha logrado contener el virus sin obligar a las empresas a dejar de operar ni a las personas a quedarse en sus casas, por lo que no se han visto medidas contra la desobediencia. De hecho, muchos comercios han seguido abiertos y la única norma estricta ha sido la del respeto de la distancia y de las medidas higiénicas. Actualmente, en Dinamarca hay 6.681 casos de contagio y 299 muertes por coronavirus.

El Gobierno alemán de Angela Merkel decide este miércoles si se mantienen las medidas de confinamiento aprobadas a mediados de marzo más allá del 19 de abril o si se comienzan a relajar las restricciones. Aunque, desde el ministerio de Sanidad, se ha dado a entender que se levantarán algunas medidas que afectan a los 80 millones de alemanes y a su economía.

Abrir o no colegios es una decisión que tomarán los estados federados del país atendiendo a la situación sanitaria en su territorio, y los exámenes de grado y selectividad deberán celebrarse en la medida de lo posible. Según los datos del Instituto Robert Koch, centro nacional de referencia en epidemiología, el número de nuevos casos en las últimas 24 horas es de 2.486, con lo que el total de infectados registrados se sitúa en las 127.584 personas.

Las medidas se relajan también en Italia, República Checa y Noruega

En la República Checa, el principal epidemiólogo del gobierno y viceministro de Salud, Roman Prymula, ha celebrado que el sistema de salud  “ha logrado estabilizar la epidemia para que no tenga un carácter exponencial”. El gobierno de la capital, Praga, permite ya la apertura de ferreterías y tiendas de ocio, material de construcción, bricolaje y bicicletas. También se permite el deporte al aire libre y se mantiene gran importancia en el uso de mascarilla en los espacios públicos.

En Italia las autoridades insisten en se está aplanando la curva de contagios y muertos pero que aun no es suficiente para retomar la actividad. Las medidas de confinamiento en el país seguirán en vigor hasta el 3 de mayo aunque el pasado martes 14 de abril se abrieron ya librerías, papelería y tiendas de ropa para niños, excepto en Lombardía. Los menores pueden pasear acompañados, aunque siempre cerca del domicilio y por poco tiempo, las mismas condiciones en las que se puede salir a hacer deporte. Para el 4 de mayo se preparan las empresas para la apertura gradual con protocolos de seguridad.

Los bares, gimnasios, restaurantes, peluquerías y otros establecimientos deberán esperar a que el índice de transmisión esté por lo menos en 0,5, mientras que cines, teatros y en general eventos que representen aglomeraciones, este deberá ya ser casi de 0.

El país que más pronto va a abrir las guarderias va a ser Noruega, que a partir del 20 de abril ya las reabrirá, así como algunos pequeños comercios. Una semana más tarde será el momento del regreso de los colegios para niños de hasta cuarto grado y de los institutos de educación superior. Los eventos de gran afluencia de público tendrán que esperar en principio hasta el 15 de junio.

En Grecia, Francia, Reino Unido y Portugal

El Gobierno de Portugal está logrando capear la pandemia de coronavirus, con 17.400 casos de contagio y 560 fallecidos y espera extender las medidas de confinamiento hasta el 1 de mayo. Grecia también presume de contener el impacto del coronavirus, con poco más de 2.170 casos de contagio y 101 fallecidos. El 24 de marzo el Gobierno confinó a la población y todos los comercios que no sean de alimentación, farmacias o quioscos, están cerrados y todavía no se contempla la relajación de las medidas.

En Francia el confinamiento estará en vigor hasta el 11 de mayo y si el contagio se ha ralentizado, las medidas comenzarán a relajarse. El 12 de mayo abrirán guarderías, escuelas, institutos y universidades, pero con clases a distancia; las presenciales en la universidad no volverán hasta el verano. Será obligatorio el uso de mascarillas en el transporte público y se harán test a todos los que presenten síntomas. Hasta julio no se celebrarán eventos multitudinarios.  

Con el primer ministro, Boris Johnson, recuperándose del coronavirus, el Reino Unido ha asegurado que "es demasiado pronto" para plantearse un relajamiento de las restricciones impuestas hace tres semanas para contener la propagación del virus. Allí todos los ciudadanos se encuentran en cuarentena hasta nuevo aviso, salvo para realizar una vez al día algún tipo de ejercicio al aire libre. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad