Trabajadores de una tienda de alimentación en Padova, Italia, el 17 de marzo de 2020, durante el confinamiento total del país por la crisis del coronavirus | EFE/EPA/NF

"Una o dos semanas": Italia especula con el pico de contagio

stop

Mientras los expertos transmiten que el pico del contagio del coronavirus en Italia se acerca, las autoridades piden no bajar la guardia

Alessandro Solís

Economía Digital

Trabajadores de una tienda de alimentación en Padova, Italia, el 17 de marzo de 2020, durante el confinamiento total del país por la crisis del coronavirus | EFE/EPA/NF

Barcelona, 17 de marzo de 2020 (20:08 CET)

Pico de contagio, curva de difusión y allanar el arco de infección del coronavirus Covid-19 son algunos de los conceptos más repetidos ahora mismo en Italia. El confinamiento, las restricciones de movimiento y distanciamiento social son casi noticias del pasado —aunque las medidas siguen en activo—. Lo que los ciudadanos quieren saber es cuándo acabará la pesadilla. Pero como esa es una pregunta muy difícil de contestar ha empezado la especulación sobre el único faro a la vista: cuándo dejarán de crecer exponencialmente las cifras.

En Italia ya han fallecido más de 2.150 personas por el contagio, y ya hay casi 30.000 positivos confirmados. Las restricciones más drásticas se pusieron en marcha una semana antes que España, el pasado 11 de marzo. "Para la próxima semana nos esperamos el pico", ha asegurado el fundador del Instituto de Investigación Farmacológica Mario Negri, Silvio Garattini. "Es realista pensar en entre 30.000 y 40.000 casos", ha apostillado. Pero no todos son tan optimistas, y hay muchas opiniones circulando sobre la llegada del pico del contagio, ante la cual hay poco menos que impaciencia.

Debido a la proliferación de informaciones al respecto, Giuseppe Conte ha advertido de que el pico aún está por llegar. A Italia le esperan "semanas decisivas", dijo el primer ministro transalpino, avisando que "no podemos bajar la guardia, es el desafío más importante". "Estamos ante una emergencia que no se conoce desde la Segunda Guerra Mundial", ha añadido, exclamando que "es el momento de los sacrificios, de las elecciones responsables". Pero sus declaraciones no han relajado las especulaciones, toda vez que algunos medios ya dicen que este mismo fin de semana podría llegar el pico.

¿Entre el 23 y el 25 de marzo?

El diario Corriere della Sera ha recogido declaraciones del director del Network Science Institute, Alessadro Vespignani, que ha asegurado que "si se han respetado las medidas, los efectos se sienten después de un par de semanas". Pero "es imposible saber realmente cuándo sucederá", advierte el virólogo Roberto Burioni, porque se desconoce cuándo fue el pico real de las infecciones, al margen de las cifras oficiales, que suelen ser más bajas que las reales. Si el pico real fue este lunes, por ejemplo, y el periodo medio de incubación es de 5-6 días, el pico del contagio todavía podría ser lejano.

Pero Vespignani está convencido de que Italia se acerca al pico. En un artículo del diario La Repubblica, el profesor de informática y física ha asegurado que será así "porque las medidas implementadas son extremadamente agresivas". No es lo mismo que opina el virólogo de la Universidad de Milán, Fabrizio Pregliasco, que avisa que es "demasiado temprano para ver un cambio significativo". "No deberíamos sorprendernos en absoluto si los efectos de las medidas restrictivas aún no son evidentes. Será igual mañana, pasado mañana y por unos días más", ha dicho el experto en virus.

Evidentemente, la respuesta a la pregunta que más se hacen los italianos no es única. La Universidad de Génova ha creado un equipo multidisciplinario con virólogos y expertos en sistemas complejos e informática, y han desarrollado un modelo numérico que también incluye la variable del comportamiento de los ciudadanos con respecto a las prohibiciones de saluda, informó La Repubblica este martes. Según este modelo, el pico deberá llegar entre el 23 y el 25 de marzo; es decir, durante los primeros tres días de la próxima semana, y dos semanas después del confinamiento total.

Pero incluso si se llega a ese pico de nuevos contagios en breve, la evolución posterior dependerá del comportamiento de las personas. Previendo ese escenario, las autoridades ya han explicado que llegar al pico no se traduce en una exención de las medidas restrictivas. "Solo significa que la epidemia ha comenzado a disminuir y en unos días también alcanzaremos el pico de saturación de las unidades de cuidados intensivos", ha matizado el profesor Flavio Tonelli, uno de los creadores del modelo de la Universidad de Génova. 

"En los primeros días de marzo, nuestro modelo numérico nos permitió simular la proyección de toda la epidemia en Italia, hasta finales de abril, generando diferentes escenarios que hasta la fecha han tenido un error de pronóstico promedio entre un 7% y 9% y en particular: un 8.82% para la curva del total de infectados, un 7.96% para la curva de los infectados a lo largo del tiempo, un 3.29% para la curva de las muertes totales, un 5.53% para el curva de pacientes en UCI, y un 9,49% para la curva total de curados", ha defendido Tonelli.

"La fortaleza de nuestro modelo es que se adapta a los parámetros a medida que la situación evoluciona", ha concluido el profesor. "Por supuesto, si las personas van a la playa en lugar de estar en casa, nuestro algoritmo no puede hacer nada al respecto. En el mejor de los casos, eso solo puede ayudarnos a generar un escenario consecuente en muy poco tiempo".

Hemeroteca

Coronavirus Italia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad