Correos, propiedad del Ministerio de Fomento, se niega a participar en los envíos postales del referéndum. | EFE

Correos y Unipost no colaborarán con el referéndum

stop

La compañía pública avisa de que no participará en ningún envío referido a la votación. Su competidor privado asegura “no haber recibido ninguna solicitud”

Barcelona, 14 de septiembre de 2017 (13:58 CET)

La Generalitat no encuentra socios para repartir la propaganda electoral y las papeletas del referéndum. Ni Correos ni Unipost, las dos grandes compañías del sector postal, participarán en el envío, aseguran. Un hecho que el Gobierno parecía intuir ante la laxitud de la normativa a la hora de convocar la votación.

Fuentes de Correos explican a Economía Digital que no participarán en ningún acto relacionado con el referéndum del próximo 1 de octubre “al estar suspendido por el Tribunal Constitucional”. La empresa pública, propiedad del Ministerio de Fomento, se desmarca así de la convocatoria.

La compañía notificó esta semana la prohibición de tocar nada que esté relacionado con la polémica fecha por correo electrónico a cada oficina . Así, las mismas voces explican que a las pocas personas que tratan de votar por correo se les niega la posibilidad, que tampoco está contemplada.

Unipost asegura "no haber recibido ningún tipo de solicitud" para colaborar con el referéndum

Mientras, fuentes de la gran empresa privada del sector, Unipost, aseguran no haber recibido “ningún tipo de solicitud” para colaborar con la consulta. Además, la sociedad de la familia Raventós se encuentra en concurso de acreedores por lo que no puede presentarse a concursos públicos, según la legislación. El único truco que podría utilizar para participar en el referéndum es la filial Suresa, que dejó en fuera del concurso de acreedores para poder seguir presentándose a contratos públicos, tal y como desveló Economía Digital.

Los obstáculos ya fueron previstos por el Gobierno. Según explica Rac 1, la Generalitat ya maneja alternativas, cómo demostró la falta de concreción en la convocatoria de la votación. En la ley se obvió mencionar el envío de propaganda electoral por correo y se limitaba a mencionar “espacios públicos”. Además, tampoco había referencias al voto por correo y se daba únicamente la posibilidad de participar presencialmente. Sólo pueden escoger esta modalidad a los catalanes residentes fuera de España.

Según el calendario del referéndum, este miércoles era el último día para escoger los miembros que debía formar parte de las mesas electorales. El viernes, la fecha límite para notificarlo a los ciudadanos.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad