Imagen de un diario. ED/Archivo

Los españoles entierran los diarios de papel y señalan una purga digital

stop

Los españoles radicalizan sus preferencias informativas: entierran el papel a favor del sistema on line, donde consultan las redes y los diarios de siempre

Madrid, 24 de junio de 2017 (06:55 CET)

El terreno de juego que dibujan los españoles a las empresas informativas del país da un vuelco definitivo. Eligen la televisión (42%) como soporte favorito para consumir noticias, seguida de la prensa digital (39%) y relegando a los periódicos y revistas (10%) al último lugar de la clasificación, por detrás de la radio. Pero los grupos nativos de Internet deberían, según la Universidad de Oxford, contener su optimismo.

Amanece un futuro incierto para la mayor parte de los medios digitales y una segunda oportunidad para las marcas tradicionales. Las razones entroncan con la aparente escasa credibilidad que los lectores asignan al grueso de las cabeceras on line, que afecta al modelo de negocio. Si bien la migración del soporte –del papel a Internet— está consolidada; los usuarios consultan las redes sociales en primer lugar y después los diarios de siempre.

Las dos firmas más respetadas en Internet son, por este orden, El País y El Mundo. La tercera es Antena 3 TV (la televisión con mayor credibilidad en España, aliada on line de Economía Digital en la distribución de contenidos). Para encontrar un medio nativo capaz de competir con los tradicionales y sus portales hay que bajar hasta la sexta posición. El Confidencial está seguido de cerca –séptimo— por Eldiario.es. Sólo hay dos más entre los 20 primeros: Público y Huffington Post.

El País, El Mundo y Antena 3 son las marcas que prefieren los españoles para informarse

La ausencia, a pesar de la superpoblación, de grandes “publishers” digitales entre los medios preferidos por los españoles para informarse tiene que ver con los atributos de los mismos. O más bien con la ausencia de ellos. Los lectores no sólo buscan exactitud en las noticias, sino también artículos que les permiten comprender los asuntos complejos y puntos de vista sólidos. Estos valores, por ahora, sólo se perciben mayoritariamente en las marcas históricas.

Barra libre informativa (y gratis)

Los datos que arroja la investigación de la Universidad de Oxford –que ha contado con la colaboración de la Universidad de Navarra y la financiación de Reuters Institute—, se resumen en que los lectores quieren mantener los vínculos con los mayores diarios del país y sus televisiones de referencia, pero deben pasar por las nuevas pantallas y, sobre todo, ser gratis. Sólo el 9% paga algún tipo de abono para acceder a noticias. La cifra es residual y las expectativas de crecimiento no son halagüeñas.

El 53% de los usuarios sostiene que no pagará “nunca” para informarse –ni en papel ni en Internet—. El 39% que elige Internet como soporte principal empieza a navegar en la mayoría de los casos (90%) por las redes sociales: se imponen como primera opción (primer clic). Dicho de otro modo: lo más probable es que un usuario entre a su muro, vea diferentes post y consulte sólo aquellos contenidos que generan las marcas en las que confía.

Facebook acapara 31 millones de lectores sobre un máximo de 32 en España

Esta tendencia deja poco espacio a las opciones de pago, según los especialistas consultados. Las opciones de generar un negocio dual (publicidad y muros de pago) está al alcance de pocos. Pero el drama sigue. Facebook se lleva el primer clic y también el primer ingreso por publicidad. Sólo Google lo hace tan eficientemente como la red social de Mark Zuckerberg. De modo que reduce el presupuesto publicitario disponible para los medios de comunicación presentes en Internet. Muchos de ellos invierten a su vez en Facebook para adquirir audiencia.

El drama publicitario

Y no hay pastel para tanto comensal. En España, el medidor oficial de audiencias, comScore, controla a 444 grupos informativos: 211 ni siquiera acumulan 100.000 lectores al mes; 108 alcanzan el medio millón y sólo 68 superan el millón. Apenas 30 rebasan el volumen de los tres millones de lectores. Facebook acumula una audiencia de 30,8 millones sobre un máximo de 32 millones de lectores totales en España. La purga digital parece inevitable: el grueso de los medios nativos ni tiene credibilidad ni volumen suficiente. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad