stop

Los discapacitados catalanes temen perder puestos de trabajo por los recortes de ayudas de la Generalitat

Josep Maria Casas

Economía Digital

Protesta de discapacitados ante la Consejería de Trabajo de la Generalitat. Advierten que el recorte de las ayudas acarreará la pérdida de puestos de trabajo. / ED

Barcelona, 27 de septiembre de 2017 (17:43 CET)

Un cenetenar de discapacitados se han concentrado este miércoles ante la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia que encabeza Dolors Bassa. Protestan por el recorte de las ayudas de la Generalitat a los centros especiales de trabajo (CET) que los ocupan. Temen quedarse indefinidamente en el paro. Los recortes afectan a un colectivo de cerca de 7.000 personas con discapacidad que ahora están empleados en los CET.

Les vostres retallades, el nostre atur” (vuestros recortes, nuestro paro) se leía en la pancarta que colocaron frente a la consejería de Bassa. Se quejan de que la Generalitat tan sólo garantiza la subvención equivalente al 50% del salario mínimo interprofesional a los empleados con especiales dificultades, que son los que presentan un índice de discapacidad superior al 65%. Al resto, sólo les subvencionarán con el 25%. En vez de 353,5 euros mensuales, los centros tan sólo recibirán 176,7 euros por cada ocupado. Encima, la Generalitat todavía no ha convocado las bases de las ayudas de este año y, por lo tanto, no paga las cuotas correspondientes desde enero. Ya acumula nueve meses de atrasos.

El mandato del parlamento catalán

La Federación de Centros Especiales de Trabajo de Cataluña (Fecetc) ha convocado la protesta de este miércoles. No será la única. Los portavoces de la Fecetc exigen que se cumpla el mandato del parlamento catalán para proteger al conjunto de los discapacitados. El pasado 1 de junio, con el único voto en contra de Junts pel sí, se aprobó una moción del grupo socialista por la que se instaba al gobierno de Carles Puigdemont a destinar “los recursos necesarios” para garantizar la subvención del 50% del SIM a todos los trabajadores de los CET. De los más de 15.000 empleados de los centros especiales de trabajo, a unos 7.000 se les pretende reducir esta ayuda a la mitad. En la moción se instaba a la Generalitat a garantizar el mínimo del 50% para dos y a aumentarlo al 75% en los empleados con especial dificultad.

Los discapacitados catalanes protestan contra la consejera Dolors Bassa por el recorte de ayudas 

En Cataluña existen 207 centros especiales de trabajo. Julio Martín, presidente de Fecetc, apunta que una quincena está a punto de echar el cierre por los impagos y el cambio de criterios de la Generalitat en la concesión de ayudas. Si no rectifica, aumentará el paro entre los discapacitados.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad