Donald Trump en una imagen reciente en la casa blanca
stop

El presidente de EEUU matiza sus amenazas de una guerra comercial con la esperanza de un acuerdo comercial "en igualdad de condiciones"

Barcelona, 25 de julio de 2018 (20:40 CET)

Diez días después de afirmar que la Unión Europea es el "enemigo" de Estados Unidos, Donald Trump edita su discurso sobre las relaciones comerciales con uno de los grandes aliados de su país. Ahora cree que llegarán a un acuerdo bilateral.

El presidente estadounidense dijo el miércoles que tiene la esperanza de alcanzar un acuerdo "muy positivo", al momento de recibir al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la Casa Blanca, en Washington.

"Competencia en igualdad de condiciones para nuestros productores" es el reclamo de Trump en medio de las crecientes tensiones comerciales de EEUU con China y la UE.

"Con la UE o con otros tiene que haber un acuerdo recíproco como mínimo, y estamos trabajando en eso y creo que estamos logrando tremendos avances", agregó el mandatario en una rueda de prensa junto a Juncker.

La UE, a Trump: "Somos socios y aliados"

Juncker y la comisaria de comercio de la UE, Cecilia Mastron, viajaron a Washington para debatir con Trump sobre sus amenazas y sobre la guerra comercial a la que el líder americano está dando pólvora.

"Somos socios y aliados cercanos, no enemigos. Debemos concentrarnos en bajar los aranceles, no en subirlos", comentó Juncker durante el breve encuentro con la prensa.

La UE envió su advertencia más reciente a Trump el fin de semana, cuando el comisario de asuntos económicos y financieros, Pierre Moscovici, manifestó que "el proteccionismo no es bueno para nadie".

El mercado está a la espera de los resultados de la reunión de Trump y Juncker

"Las guerras comerciales no son buenas para nadie, no crean ganadores, solo daños", dijo Moscovici, quien alertó a Trump de que las consecuencias del proteccionismo "podrían ser incluso peores" para EEUU.

La reunión de Juncker y Trump tiene al mundo comercial expectante. El euro apenas se movió el miércoles y se mantuvo alrededor de los 1,17 dólares a la espera de sus respectivas declaraciones.

El mercado tiene la esperanza de evitar una guerra comercial y que la llovia de amenazas se detenga. La conversación en la oficina oval de la Casa Blanca podría tener la respuesta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad