El presidente estadounidense Donald Trump en una actividad para familias de militares el 4 de julio, en Washington. Foto: EFE/YG

La guerra comercial de Trump dispara la alarma en Google, Amazon y Facebook

stop

Un potencial tipo del 10% a los módems y routers importados desde China pone en jaque el negocio de las tecnológicas de Silicon Valley

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente estadounidense Donald Trump en una actividad para familias de militares el 4 de julio, en Washington. Foto: EFE/YG

Barcelona, 14 de julio de 2018 (04:55 CET)

El consejo estadounidense de la industria de la tecnología de la información (TI) reaccionó de inmediato cuando esta semana se agregaron los módems y los routers a la lista de importaciones de China a las que Donald Trump quiere imponer aranceles.

Un tipo del 10% en estos productos amenaza el empleo y la inversión en EEUU, afirma la entidad, que representa a los principales consumidores de TI y tiene como miembros a Facebook, Apple, Google, Intel, Microsoft, Broadcom, Dell, Oracle, Qualcomm, Adobe y Hewlett-Packard, entre otros.

El lobby reclama que son tarifas "sin un objetivo claro o un final a la vista" y demandan al presidente Trump "retrasar esta escalada innecesaria antes de que más consumidores y trabajadores sean perjudicados". Analistas consultados por el brazo financiero de CNN agregan a Amazon a la lista de posibles víctimas de la guerra comercial de Trump.

Pese a que el gigante minorista de Jeff Bezos no es miembro del consejo, las tarifas en equipos de redes que Trump pretende instaurar a partir del 30 de agosto son igual de peligrosas para Amazon que para Google y Facebook, según los analistas citados en el reportaje.

Google, Amazon y Facebook: grandes usuarias de TI

Por la naturaleza de sus negocios, estas tecnológicas tiran de redes de TI gigantescas para ofrecer sus servicios y productos alrededor del mundo, y para ello necesitan consumir módems y routers y todo tipo de equipos de redes como si fuesen botellas de agua helada en el desierto.

Los módems y routers, o enrutadores, fueron agregados el martes a la lista de productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares que se pueden enfrentar a impuestos del 10%. Entre abril de 2017 y 2018, las tecnológicas estadounidenses importaron equipo de TI por un valor de 23.000 millones de dólares; la mitad provenía de China.

Si el plan de Trump prospera, empresas como Amazon, Facebook y Google deberán escoger uno de dos caminos: conseguir nuevos proveedores o asumir los precios más altos. Un plan C es convencer a sus proveedores de producir fuera de China. El dinero lo tienen, y no pueden darse el lujo de sufrir demoras o ralentizar sus servicios.

La encrucijada de Silicon Valley: no quiere impuestos, pero sí librar una guerra de propiedad intelectual contra China

Las tecnológicas estadounidenses se han mantenido al margen de la guerra comercial de Trump con China, y se sabe que muchas empresas de Silicon Valley apoyan la lucha contra el robo de propiedad intelectual, que involucra a tecnológicas chinas. Pero un arancel que afecta directamente sus operaciones esenciales podría sacarlas del silencio.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, visitó la Casa Blanca en abril para discutir las importaciones con Trump, y se mostró confiado en que la guerra comercial no escalaría. Algunas de las grandes tecnológicas, en cuenta Apple, han criticado al mandatario estadounidense en el pasado por asuntos como la inmigración.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad