Agentes de los Mossos d'Esquadra, durante la operación contra los narcopisos del lunes en Ciutat Vella. EFE/Quique García

El barrio que amenaza con sepultar a Colau en las elecciones

stop

El incivismo alarma a los vecinos del centro histórico de Barcelona: el 21,3% señala problemas de inseguridad y otro 13,7% apunta a las drogas

Iván Vila

Economía Digital

Agentes de los Mossos d'Esquadra, durante la operación contra los narcopisos del lunes en Ciutat Vella. EFE/Quique García

Barcelona, 31 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Si cuando a los barceloneses les preguntan por el principal problema de la ciudad, el del acceso a la vivienda, mentado por el 12,8%, es el más repetido, cuando les preguntan por el primer problema de su barrio, la respuesta más recurrente, apuntada en el 10,5% de los casos, es la inseguridad. 

Llaman la atención los datos del distrito de Ciutat Vella, centro histórico de Barcelona, donde se han disparado los problemas de incivismo y de delincuencia.

Ahí, en pleno centro de la ciudad, el porcentaje de encuestados que consideran que el primer problema de su barrio es la inseguridad llega al 21,3%, y supera en cuatro puntos al de Nou Barris, el distrito más humilde de la capital catalana, donde son el 17,4% los que sitúan ese a la cabeza de su lista de preocupaciones sobre su barrios.

Pero, además, en Ciutat Vella, el tercer problema de la lista, justo por detrás del turismo, apuntado por el 15% de encuestados, es, el de las drogas, que concentra un 13,7% de respuestas. De hecho, en el barrio del Raval, epicentro de la crisis de los llamados narcopisos, el de las drogas es el primer problema (24,8%), seguido de cerca por la inseguridad (21,8).

Pisarello celebra la operación contra los narcopisos

Ante la magnitud del agujero negro, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, se aferra a la nota que los encuestados dan a la seguridad ciudadana en el conjunto de la ciudad, un 6,3 que se mantiene respecto del año pasado -pese a que hay más gente que considera que ha empeorado-, para insistir en que "la percepción es que Barcelona no es una ciudad insegura".

El número dos de Ada Colau admitió, eso sí, que "en algunos barrios sí que existe esa preocupación, y eso es lo que justifica las políticas que se han desplegado últimamente". Pisarello se consoló, en ese sentido, con la macrooperación conjunta llevada a cabo el lunes por Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra contra los narcopisos, y saldada con 40 registros y 55 detenidos. 

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad