El Ejecutivo asegura que mantiene contactos secretos con la Generalitat

stop

El delegado de Gobierno dijo que se buscan alternativas para evitar el referéndum. El gobierno catalán niega estos encuentros

Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña. / EFE

Barcelona, 19 de febrero de 2017 (19:00 CET)

El delegado de Gobierno en Cataluña, Enric Millo, dijo que el diálogo entre la administración de Mariano Rajoy y la de Carles Puigdemont no se ha roto, y afirmó que se mantienen encuentros entre ambas partes a todos los niveles. "El diálogo existe, hay encuentros pero no siempre son públicos", dijo en una entrevista en TV3.

El funcionario precisó que si se mantienen el secretismo de estas reuniones es porque su difusión "dificulta la serenidad" y puede "condicionar el éxito de este diálogo".



Millo tomó posesión de su cargo hace tres meses, y dijo que su objetivo es "diseñar entre todos un camino alternativo" al referéndum y que por ello "estamos dialogando".

Además ha recordado que "cada semana hay presencia de miembros del gobierno español en Cataluña que vienen a dialogar", aunque "la interlocución del gobierno de España no se canaliza sólo con el Govern de la Generalitat, que también, sino a través de los ayuntamientos, instituciones catalanas y entidades sociales y económicas".

El representante del Ejecutivo dijo que el Gobierno elevará una propuesta a la Generalitat basada en el documento de 46 páginas que Puigdemont entregó a Rajoy, pero en ella no habrá ni una palabra del referéndum. Millo agregó que "se trabaja para evitar una colisión", que obligaría al Estado a recurrir "a mecanismos que tienen un carácter muy definitorio y que están contemplados en la ley", aunque no precisó qué recursos utilizaría el Estado para frenar la consulta.

La Generalitat niega los contactos

La consejera de la Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, ha negado hoy que exista una "oferta de diálogo" por parte del Gobierno y ha insistido en que el Govern quiere una relación de bilateralidad que pasa por "sentarse y hablar de un referéndum" sobre la independencia de Cataluña.



Munté dijo que del Gobierno sólo reciben "notificaciones de suspensión, amenazas de inhabilitación y advertencias desde los tribunales de justicia", y aseguró que la lista de 46 puntos que elevó Puigdemont, junto con los 26 puntos que había planteado Artur Mas hace dos años y medio, "están intactos en lo que respecta a su cumplimiento".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad