El antiguo estratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, durante un acto en Suiza, el 6 de marzo de 2018. Foto: EFE/EL

El entorno de Trump contacta con Vox de cara a las europeas

stop

"El Movimiento" —la coalición populista que cocina Steve Bannon, antiguo estratega de Trump de cara a las europeas— extiende una invitación a Vox, a Le Pen

Economía Digital

El antiguo estratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, durante un acto en Suiza, el 6 de marzo de 2018. Foto: EFE/EL

Barcelona, 09 de diciembre de 2018 (14:33 CET)

La ultraderecha será un actor de peso en las elecciones europeas de 2019. Todos los indicadores apuntan a ello, y los líderes de esta corriente ideológica lo saben a ambos lados del Atlántico.  

Una coalición populista llamada "El Movimiento" ya sabe a quién cortejar en la eurozona. Está, por supuesto, La Liga de Matteo Salvini en Italia. De igual manera, en su radar aparecen el Partido por la Libertad, en Holanda; y el Frente Nacional de Marine Le Pen en Francia. Después de las elecciones en Andalucía, Vox también está llamado a unirse, una decisión que evalúa en estos momentos.

La coalición "El Movimiento" tiene como artífice a Steve Bannon, uno de los hombres clave de la campaña electoral de Donald Trump en EEUU, y estratega jefe de la Casa Blanca hasta su destitución en agosto de 2017. Su plan es lanzar "El Movimiento" en enero, con el apoyo del belga Mischaël Modrikamen, vinculado a Nigel Farage, líder del UKIP en la campaña del brexit.

Bannon cocina "El Movimiento" desde hace varios meses, con miras a seducir a un grupo de votantes que enmarca dentro del "mismo electorado descontento y despreciado por el partido de Davos, la población que decidió la salida de la UE del Reino Unido, y los que llevaron a Trump a la Casa Blanca".

Desde la óptica de Bannon, los comicios de mayo serán "una especie de elección presidencial a nivel continental europeo". Y, si todo sale acorde a su plan, Europa se decantará también por la extrema derecha.

"Make Spain great again!"

En las elecciones de 2016, cuando Trump todavía no había llegado a la Casa Blanca, Vox ya se apropiada de su lema "Make America great again" con la adaptación ibérica "Hacer España grande otra vez". Quizá era muy temprano, pero la consigna no fue exitosa, dado que Vox no obtuvo representación política hasta la semana pasada, en Andalucía.

Pero el activista pro Trump y célebre tertuliano estadounidense Jack Posobiec cree que es hora de retomar el espíritu del "Make Spain great again". Así respondió el líder de opinión a las preguntas del diario ABC sobre el resultado de Vox en Andalucía, después del cual dio la bienvenida a España al "selecto" grupo de países que abrazan la ultra derecha.

"Es una tendencia global, que comenzó con el brexit, vino a EEUU y ha barrido Polonia, Hungría y Austria. También ha entrado en Francia, con los chalecos amarillos. Y si escuchamos lo que dicen los líderes de Vox, parece que quieren solucionar los mismos problemas que el resto de fuerzas", dijo Posobiec.

Su colega Mike González, analista de Heritage, el "think tank" dominante de la Casa Blanca, piensa igual. "Siempre pensé que era una desgracia que España fuera el único país importante de Europa sin un partido realmente conservador. El PP no lo fue y por fin hay alguien que habla del interés nacional, bajar los impuestos o de la importancia de la familia", dijo.

Vox mantiene contactos tanto con Heritage como con Bannon, que se reunió con el asesor de la formación española, Rafael Bardají, en abril para trasladarle que "es muy importante que en España exista un partido basado en la soberanía y la identidad del pueblo español, y dispuesto a defender sus fronteras".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad