El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en su última reunión con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera

Sánchez hace las últimas llamadas para tantear los apoyos

stop

El presidente en funciones llama a PP, Cs y Podemos pocas horas antes de que comiencen las reuniones de todos ellos con el rey

Economía Digital

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en su última reunión con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera

Madrid, 17 de septiembre de 2019 (11:11 CET)

El presidente del Gobierno en funciones va a llamar a lo largo de la mañana de este martes a los líderes de Podemos, Pablo Iglesias; Ciudadanos, Albert Rivera, y del PP, Pablo Casado para conocer sus posiciones finales ante una posible investidura.

Fuentes socialistas han confirmado que Sánchez llamará a los tres antes de que acudan a la última ronda de consultas con Felipe VI, una jornada en la que el rey decidirá si propone a un candidato a la investidura o, de no haberlo, se repetirían las elecciones generales el próximo 10 de noviembre.  

"El compromiso del presidente en funciones Pedro Sánchez es abrir una legislatura sin necesidad de ir a elecciones y disponer de un Gobierno estable que es lo que necesita España", aseguran las mismas fuentes.

El primero al que llamará será a Iglesias, a las 11:00 horas, una hora y cuarto antes de que el líder de Unidas Podemos se reúna con el monarca.

Ya al mediodía, a las 12:00 horas, Sánchez tiene previsto telefonear a Casado y a las 12:30 horas al líder de Cs, Rivera.

Cs pide una reunión "urgente" para discutir las condiciones de su abstención

Albert Rivera sigue con su plan para desbloquear la investudura ofreciendo la abstención de su partido para hacer presidente a Sánchez. El último movimiento del líder de Ciudadanos ha sido pedir una reunión al presidente en funciones para discutir las condiciones que ha fijado para facilitar su investidura. A través de una "carta urgente" Rivera trata de acercarse ahora al PSOE para dialogar, algo que considera una “obligación” en vista de que el líder socialista “no hace nada”.

"Le acabo de pedir a Sánchez en una carta que nos veamos. Si dice que las condiciones que le ponemos se cumplen, lo que tiene que hacer es ponerlas encima de la mesa, firmarlas y cumplirlas, que no se están cumpliendo",  ha anunciado en una entrevista en Telecinco el líder de la formación naranja.

Las condiciones que Rivera pone para abstenerse en la investidura de Sánchez son "romper con Bildu en Navarra" y formar un gobierno de coalición entre el PSOE y Navarra Suma; crear una mesa de partidos constitucionalistas entre el PSOE, el PP y Cs para estudiar la aplicación del artículo 155 si el Govern desacata la sentencia y que Sánchez se comprometa a no indultar a los políticos independentistas. Por último, Cs exige un último compromiso de Sánchez para no subir los impuestos.

 Aunque ha admitido que “se ha perdido mucho tiempo”, también ha asegurado que aún hay suficiente para desbloquear la situación política. 

Rivera ha dado este paso pocas horas antes de reunirse con el Rey, dentro de la segunda jornada de contactos con los líderes políticos destinada a evaluar el contexto actual y designar o no un nuevo candidato para una investidura antes de que se disuelvan las Cortes el próximo lunes. 

El PSOE ha valorado este mismo martes el "cambio de posición" de Ciudadanos al ofrecer una abstención a la investidura de Pedro Sánchez y se ha abierto a que Sánchez se vea con Rivera para discutir este escenario, si se trata de una oferta "sincera".

Los votos "gratis" de Podemos

Las posiciones dentro de Unidas Podemos sobre la estrategia que debe seguir el grupo de cara a la investidura están cada vez más divididas. El miedo a volver a las urnas ya sobrevuela los discursos políticos y se ha convertido en el foco de discrepancias entre las filas del conglomerado morada.

Ante la negativa del PSOE de integrar en un gobierno de coalición al partido que dirige Pablo Iglesias, se empieza a tantear el apoyo "gratuito" a la investidura de Sánchez para luego pasar a formar parte de la oposición. 

El PSOE siempre había rechazado esta idea. Sin embargo, este martes el secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha dejado por primera vez la puerta abierta a esta posibilidad. "Nosotros si nos apoyan, claro que sí, ¿cómo vamos a rechazar un apoyo?", ha señalado.
 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad