El partido de Colau pide elecciones ya en Cataluña

stop

Xavier Domènech augura el ''fracaso'' de la ''operación diálogo'' entre el Gobierno y la Generalitat y descarta una consulta unilateral sobre la independencia

La alcaldesa Ada Colau, en la lectura del manifiesto de apoyo a Carme Forcadell./EFE/Toni Albir

Barcelona, 03 de enero de 2017 (19:03 CET)

Tras su acercamiento al independentismo en las últimas semanas, En Comú Podem pide ahora unas elecciones inmediatas en Cataluña. Así lo ha dejado claro este martes Xavier Domènech, hombre de máxima confianza de Ada Colau y portavoz de la formación en el Congreso de los diputados. Domènech ha constatado, en declaraciones a la Cadena Ser, que la "operación diálogo" entre el Gobierno español y la Generalitat ya está "fracasada".

Además, para el político catalán, la celebración de una consulta unilateral no vinculante sobre la independencia, similar a la emprendida el 9 de noviembre de 2014, "no aportaría nada nuevo y no sería solución" a la "crisis territorial" de Cataluña.

Por todo ello, Domènech ha pedido a Carles Puigdemont la convocatoria "ya" de nuevas elecciones. Unos comicios en los que previsiblemente los comunes de Ada Colau acudirán bajo unas nuevas siglas, que también integrarán a ICV, EUiA y Podemos.

"La reforma de la Constitución se anunció al inicio de esta legislatura como una especie de promesa, pero de momento no hemos avanzado nada porque el PP no está dispuesto a abrir el debate si no sabe previamente las conclusiones de este debate, y eso no es un debate", ha asegurado Domènech.

A los independentistas les sale el tiro por la culata 

Ada Colau participó en la cumbre del Pacto Nacional por el Referéndum del pasado 23 de diciembre. Carles Puigdemont se colgó la medalla de atraer a la alcaldesa Colau a las filas de los partidarios de la consulta, pero tuvo que ceder en su carácter unilateral: los comunes no aceptarán otro 9N, tan sólo un referéndum en el que también participaran los contrarios a la independencia y que cuente con reconocimiento internacional. O sea, un referéndum pactado. 

Los independentistas sabían que fotografiarse con Colau les acarrearía problemas. Después de que Mariano Rajoy confirmase que no aceptará ningún referéndum de autodeterminación, sea unilateral o negociado, Domènech plantea un adelanto de las elecciones catalanas.  

Tanto Oriol Junqueras (ERC) como Anna Gabriel (CUP) pidieron al partido de Colau que, cuando se constate que no es posible un acuerdo con el gobierno español, se pongan de su lado para convocar un referéndum unilateral. No obstante, sólo han conseguido que Domènech, que con toda probabilidad será el cartel electoral de los comunes, exija cerrar la legislatura cuanto antes para ir a elecciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad