El portavoz del PSC, como Rajoy: los países pequeños tienen poca influencia en Bruselas

stop

Lucena reclama más cautelas tras el optimismo de Rajoy y De Guindos sobre la recuperación económica

El portavoz del PSC, Maurici Lucena | EFE

02 de junio de 2013 (12:31 CET)

PSOE y PSC reclaman diálogo para reformar la Constitución y canalizar el problema catalán. El portavoz de los socialistas catalanes, Maurici Lucena, asegura este domingo en una entrevista a la televisión pública catalana que los puntos de partida alejados en cuestiones tan destacables como la plurinacionalidad se superarán en el momento en el que inicie el debate.

Y aunque parezca que las posiciones están muy alejadas, existen complicidades. Como el espaldarazo que ha dado Lucena a las últimas palabras del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), sobre la cuestión catalana, que han levantado polvareda en el país. El portavoz del PSC le da la razón: los países pequeños tienen poco peso en las grandes decisiones que se toman en Europa. Justifica su valoración por su experiencia en la dirección del consejo de la Agencia Espacial Europea.

Riqueza

“Países ricos como Holanda o Dinamarca pesan muy poco, aunque gestionan muy bien para maximizar este valor”, asegura, en referencia a los estados que los independentistas tienen como referencia. Lucena, también en línea con el discurso de Rajoy, reclama que se introduzca un nuevo elemento en el debate soberanista de Catalunya: “¿Ser más pequeños tiene sentido en pleno siglo XXI?”.

Aunque no todas las declaraciones del Presidente ante el empresariado catalán reunido en la reunión del Círculo de Economía han sido del agrado de Lucena. Reclama tanto a Rajoy como al ministro de Economía y Competitividad, Luís de Guindos, que tengan más cautelas en discursos optimistas sobre la situación económica de España. “Lo peor de los peores ya ha pasado, pero la situación aún es extraordinariamente frágil”, asegura.

Políticos ‘estadistas’

Lucena habla de “políticos sensatos” y “estadistas”, con capacidad de diálogo y negociación para tratar de forma “razonable” la voluntad de los catalanes sin llegar a un punto en el que los partidos empeoren los problemas actuales. En esta categoría incluye al líder de Unió y socio de Convergència en el Govern, Josep Antoni Duran i Lleida.

En las antípodas de esta actitud se encuentran, según la valoración del portavoz socialista, ERC --“un partido radical que quiere hacer la consulta al precio que sea”-- y el President Artur Mas (CiU), a quien reprocha que está en un callejón sin salida por voluntad propia y que prosigue con una consulta con fecha pero sin alianzas en el Gobierno central para sobrevivir.

También tiene palabras para el conseller de Presidència y portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs: “Parece más un activista exaltado de la Assemblea Nacional Catalana”. Declaraciones en las que reitera que el responsable de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell, tome el relevo como portavoz del Govern.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad