Manuel Valls. EFE/Emilio Naranjo

El PP se ha reunido dos veces con Valls para explorar la lista anti-Colau

stop

Fernández Díaz y Valls ya se han visto en dos ocasiones para tantear la integración del PP en la candidatura que promueve el ex primer ministro francés

Barcelona, 16 de agosto de 2018 (04:55 CET)

El jefe de filas del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ya se ha visto en dos ocasiones con el ex primer ministro francés Manuel Valls para explorar la posibilidad de una alianza electoral de cara a las municipales del año que viene.

El secretario general del PP en Cataluña, Santi Rodríguez, admitió el fin de semana que ya se habían producido los primeros contactos entre los populares y Valls, que lleva meses deshojando la margarita para decidir si se presenta como alcaldable por una lista constitucionalista transversal al Ayuntamiento de Barcelona en los comicios de mayo de 2019.

Esos contactos han incluido ya dos encuentros entre Valls y Fernández, según ha podido saber Economía Digital de fuentes de los populares, que apuntan sin embargo que las reuniones no han pasado de una primera toma de contacto, y que una eventual alianza está aún “muy verde”.

Guiño de Casado a Valls

En el seno de los populares se ve con buenos ojos la iniciativa de Valls, hasta el punto que su nuevo presidente nacional, Pablo Casado, cuando presentó en Barcelona su nueva ejecutiva, abrió la puerta a la integración, aunque ahora, fuentes del partido en Barcelona circunscriben las palabras de su presidente al territorio de la “cortesía”, e insisten en que hay mucho que negociar.

Pero el PP, con varios frentes abiertos, el principal, una eventual imputación de Casado por el caso de su Máster, pospone hasta otoño cualquier posible decisión al respecto.

El partido circunscribe cualquier acuerdo exclusivamente al ámbito de las municipales

En todo caso, el partido circunscribe cualquier acuerdo exclusivamente al ámbito de las municipales, donde los populares, en franco retroceso en las últimas elecciones municipales y catalanas y también en las encuestas, no las tienen todas consigo para mantener su representación en el consistorio barcelonés si se acaban presentando en solitario. Pero, según Rodríguez, lo que está descartado es extender el posible pacto a unas eventuales elecciones anticipadas al Parlament.

Reticencias con Cs

El principal recelo en el seno de los populares de cara a la integración en una lista conjunta tiene que ver con el aprovechamiento que pueda hacer de la operación Ciudadanos (Cs), que es quien le come el terreno en Barcelona, en el Parlament y en las encuestas.

Al fin y al cabo, los de Albert Rivera fueron quienes primero lanzaron el nombre de Valls como un fichaje propio, aunque luego el ex primer ministro francés se haya desmarcado y haya dado señales de querer ir por libre y buscar, en todo caso, que sea Cs quien se sume a la lista que él promueve para disputarle al independentismo y a Ada Colau un bastión tan estratégico como es la alcaldía de la capital catalana.

“Es curioso que Rivera venda a Valls como candidato de Cs y este sin embargo hable de una plataforma amplia civil” y “más allá” de los límites de los partidos, alegan en ese sentido fuentes de los populares.

El futuro de Fernández, por decidir

Superado ese escollo, si se superara, aún quedaría resolver el posible encaje en la lista, o tal vez la retirada, de Fernández, que ha sido el jefe de filas del grupo municipal los últimos 15 años, que ya había sido concejal en una primera etapa durante 12 años más, y sobre cuya continuidad el próximo mandato todavía no se han pronunciado ni él ni el partido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad