La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE/Ballesteros
stop

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no descarta que el SMI pueda subir a los 1.000 euros en 2020, como prometió Pedro Sánchez

Madrid, 11 de diciembre de 2018 (15:24 CET)

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no descarta que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cumpla sus promesas electorales. Así, ve factible la posibilidad de que el salario mínimo interprofesional (SMI) pueda subir a los 1.000 euros en España en el año 2020.

Sánchez prometió el verano pasado que el SMI llegaría a esa cantidad en dos años. Esta subida también va en línea con lo acordado por los sindicatos y la patronal para el salario mínimo de convenio.

De momento, el Ejecutivo tiene pendiente aprobar un real decreto para que el SMI se sitúe en los 900 euros en 2019. Se trata de una medida clave de sus presupuestos generales del estado, que presentará en enero y para los cuales aún no cuenta con apoyos suficientes para sacar adelante. 

La ministra de Hacienda defiende que la subida del SMI puede ser una oportunidad de estímulo económico para el consumo

Montero, en un seminario sobre el 40 aniversario de la Constitución organizado por el Instituto de Estudios Fiscales, afirma que el Gobierno tiene previsto seguir trabajando en el diálogo social porque "la reivindicación de las organizaciones sindicales de subir el SMI en los convenios colectivos a 1.000 euros en 2020 sigue intacta".

Además, defiende que la subida puede ser una "oportunidad de estímulo económico para el consumo", y rechaza la idea de que pueda excluir empleo.

Algunos economistas coinciden en que la subida del 22,3% del salario mínimo que plantea el Ejecutivo -de los actuales 736 euros a 900 euros para 2019-  afecte de manera negativa a los colectivos con más dificultades para encontrar empleo, es decir, los jóvenes y las personas menos cualificadas.

Comparación con Francia 

Además, tras el anuncio realizado por el Gobierno francés de Emmanuel Macron de elevar a 1.498 euros el SMI tras las protestas de los chalecos amarillos, Montero defiende que la propuesta de los presupuestos de subir el SMI a 900 euros en 2019 no era algo "fuera de la realidad".

Así, argumenta que la medida está  "en consonancia" con los países del entorno. Además, compara las reacciones que ha obtenido Francia frente a España y subraya en el caso francés “ni los organismos internacionales ni nadie se ha llevado las manos a la cabeza".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad