ERC deja a Colau sin su infraestructura estrella. En la imagen, convoyes del tranvía en un aparcamiento.
stop

La unión de tranvías por la Diagonal queda bloqueada tras el 'no' de ERC al proyecto presentado por el Ayuntamiento de Barcelona

Economía Digital

ERC deja a Colau sin su infraestructura estrella. En la imagen, convoyes del tranvía en un aparcamiento.

Barcelona, 14 de marzo de 2018 (09:46 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, encajó este martes el revés a su proyecto de infraestructuras más emblemático, la ampliación del tranvía por la Diagonal. Tras renunciar a la unión de las dos líneas de tranvía, en busca de la la cifra mágica de 21 'síes' del pleno municipal, el equipo de gobierno deberá guardar en un cajón la prolongación tranviaria ante el rechazo de ERC.

El presidente del grupo municipal de ERC, Alfred Bosch, anunció este martes en el Diari Ara que votará 'no' a la extensión del tranvía desde la plaza de les Glòries hasta Verdaguer, la versión reducida del proyecto anunciada este lunes por la teniente de alcalde, Janet Sanz.

El republicano rechaza que el Ayuntamiento financie el proyecto, con un coste cercano a los 200 millones de euros, para que se beneficie la empresa privada que gestiona los tranvías. “Los operadores privados ya tienen beneficios ahora, si triplicamos el pasaje, como está previsto, ¿triplicarán los beneficios?", interpela.

BComú no arroja la toalla

Tras el rechazo de Esquerra, solo un improbable pacto de Barcelona en Comú (BComú) con Ciutadans y la CUP permitiría sacar adelante el proyecto, que Colau prometió licitar en los primeros cien días de mandato. El PSC es el único grupo a favor de extender el tranvía hasta Verdaguer, pero sin ERC sus votos son insuficientes. Pese al varapalo, el equipo de gobierno insiste en negociar hasta el último minuto, con vistas a llevar a votación la prolongación en el pleno del próximo viernes 23 de marzo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad