Gabriel Rufián durante un mitin electoral de ERC, el 7 de noviembre de 2019 en L'Hospitalet. Foto: EFE/TA

ERC comunica al PSOE su "no" a Pedro Sánchez

stop

El partido de Oriol Junqueras se instala en el "no" a Pedro Sánchez al no ver que el PSOE "vaya a abandonar la vía represiva" para Cataluña

Alessandro Solís

Economía Digital

Gabriel Rufián durante un mitin electoral de ERC, el 7 de noviembre de 2019 en L'Hospitalet. Foto: EFE/TA

Barcelona, 14 de noviembre de 2019 (13:58 CET)

Se entraba la investidura de Pedro Sánchez, otra vez. El apoyo de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)necesario para sacar adelante la coalición de PSOE y Unidas Podemos– en este momento no es posible. Sin embargo, ambas partes han coincidido en la necesidad de seguir negociando y manteniendo contactos.

Tras reunirse los socialistas con los de Oriol Junqueras, la formación independentista ha trasmitido que se mantiene en el "no" al no haber visto en la reunión del portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, con Adriana Lastra "indicio alguno" de que los socialistas vayan a "abandonar la vía represiva" para Cataluña.

Los portavoces se han reunido este jueves por la mañana durante menos de una hora en el Congreso de los Diputados, con resultado negativo para los socialistas. En un comunicado, ERC ha constatado que sin garantías de diálogo "no podrá haber en ningún caso un replanteamiento de la postura del grupo republicano en el Congreso".

"Se espera que esta primera reunión sea la antesala de otras que deberán acabar sucediendo", han añadido los de Junqueras, una postura que también han compartido desde el PSOE, que encara esta semana una ronda de contactos con los grupos parlamentarios tras el preacuerdo con Unidas Podemos para un gobierno de coalición.

ERC exige a Sánchez una mesa de negociación sobre Cataluña

En su comunicado de este jueves, ERC ha insistido en las mismas exigencias que ya ha planteado esta semana. La formación apuesta por "la resolución política del conflicto a través de una mesa de negociación" y por "avanzar en materias sociales urgentes bloqueadas en el Congreso y en el Parlament de Cataluña".

Es el mismo argumento que ha esgrimido en los últimos días, tras saberse instrumental para desbloquear la investidura de Sánchez. Este miércoles, por ejemplo, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha manifestado: "Lo que queremos es que se sienten y hablen, y reconozcan que hay un problema político. Queremos un compromiso de una mesa de negociación política entre iguales".

En esa mesa de diálogo "se tiene que poder discutir de todo, también del referéndum de autodeterminación", ha añadido el cargo republicano en una entrevista en la que también instó a los CDR y Tsunami Democràtic a "no aflojar" con las protestas independentistas de las últimas semanas, que ha visto como vehículo para presionar en las negociaciones con el PSOE.

La coalición de Sánchez e Iglesias necesita el apoyo de los 13 diputados de ERC por activa o por pasiva, pues su voto en contra imposibilitaría la investidura de Sánchez. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad