Estudiantes de arquitectura construyen un piso piloto para desahuciados

stop

PROYECTOS SOLIDARIOS

Manifestación de la PAH contra la banca en Barcelona

en Barcelona, 11 de febrero de 2015 (20:47 CET)

Estudiantes de las principales facultades de arquitectura de Cataluña se han unido para desarrollar un prototipo de piso piloto en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). El proyecto se llevará a cabo con la colaboración de alumnos de grado y máster de La Salle, la ETSAV y la UIC, en cooperación paralela con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Los alumnos cuentan con cinco días para desarrollar el proyecto con materiales de coste cero, es decir, reutilizados y donados que puedan reciclarse una vez realizado. Algunos de estos materiales han sido cedidos por la universidad, empresas, o los propios alumnos que han ido a buscarlo a la recogida selectiva.

Materiales reciclables como condición 'sine qua non'

Una de las condiciones del proyecto es que tiene que estar construido con materiales dúctiles tales como papel, cartón, plásticos, bolsas de basura para el aislamiento de las paredes y palés para armar los suelos. El habitáculo tiene que medir 150 metros cuadrados y dará cobijo, como máximo, a 120 personas.

Por eso, 120 alumnos pasarán la noche en la vivienda el día 14 de febrero para probar la viabilidad y efectividad del proyecto que habrán construido con sus propias manos. "Se trata de ofrecer un techo donde pasar la noche y que quepan cuantas más personas, mejor" dice Guillermo de Alfonso, estudiante de arquitectura de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallés (ETSAV).

Con materiales simples se puede construir un hogar

Este proyecto es uno de los que las escuelas de arquitectura organizan como un experimento de construcción emergente que tiene que ver con la exposición del CCCB, Piso Piloto, y la PAH. El objetivo es incentivar el consumo sostenible y enseñar una forma alternativa de crear una vivienda en situaciones desesperadas como es un desahucio.

De Alfonso subraya que se trata de una iniciativa en cadena de las universidades catalanas para concienciar a la sociedad del grave problema de los desahucios "y para enseñar a la gente que con materiales sencillos se pueden construir habitáculos para sobrevivir".

Urbanismo al servicio social

Este proyecto es un anticipo que da el pistoletazo de salida a la exposición Piso piloto, que se podrá ver en el CCCB a partir del 2 de junio y hasta el 15 de octubre.

Piso piloto pretende ser una reflexión en torno a la vivienda y su relación con el espacio público a nivel mundial a través de dos contextos que, a pesar de sus diferencias, son dos ciudades con muchos puntos en común, Medellín y Barcelona. Ambas mantienen una extensa relación de colaboración mutua que se reconoce por haber impulsado un urbanismo inclusivo poniendo muchos espacios públicos al servicio social.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad