stop

Los abogados de Ferrovial cargan en Fèlix Millet la responsabilidad sobre las comisiones a CDC y tilda de "equilibrados" los convenios con el Palau

Economía Digital

Fèlix Millet a su llegada a la Ciudad de la Justicia para asistir a una de las sesiones del juicio por el expolio del Palau de la Música. EFE/Andreu Dalmau

08 de junio de 2017 (13:00 CET)

Las mordidas de Ferrovial iban a parar a CDC por expreso deseo y orden de Fèlix Millet. Este es el principal argumento de defensa de los ex directivos de Ferrovial que están siendo juzgados por el caso Palau. Según ha asegurado este jueves la defensa de Juan Elizaga y Pedro Buenaventura, los convenios de la constructora con la institución cultural no eran simulados ni tenían relación alguna con los múltiples concursos públicos de la Generalitat obtenidos por la empresa en la época.

Cristóbal Martell, abogado de los ex directivos, ha tildado de “equilibrados” dichos convenios, mediante los que la antigua Convergència presuntamente se financió de manera irregular durante años. Aunque ha reconocido que el caso tiene "contornos escandalosos", el magistrado ha asegurado que la "artillería punitiva es muy poquita", en parte porque en aquel momento no existía el delito de financiación ilegal. Así, la defensa de Ferrovial ha cargado en Millet y su mano derecha, Jordi Montull, la responsabilidad sobre el destino final de ese dinero. "Si Millet o quien toque, después desvía, es como si mi madre dice que el dinero de la pensión es para la carrera de un sobrino", ha expuesto Martell.

Martell ha recordado que Ferrovial ganó más concursos durante el tripartito que durante la etapa de CiU en el gobierno y ha alegado que la constructora se adjudicó las licitaciones bajo sospecha (entre ellas la de la construcción de la Ciudad Judicial o la Línea 9 del metro) porque "ganó por goleada" al presentar la mejor oferta económica en igualdad de condiciones.

Ferrovial: la defensa de la constructora alega que ganaron más concursos durante el tripartido que en la etapa de CiU que está siendo juzgado en el caso Palau

Pedro Buenaventura, junto a Elizaga los dos ex altos cargos de Ferrovial encausados, fue director territorial de la empresa en Cataluña hasta el año 2000; director de la delegación de la empresa en Polonia de 2000 a 2001, y director general de la división de construcción de la compañía entre 2002 y 2006.

Hemeroteca

Caso Palau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad