El presidente francés Emmanuel Macron durante una visita a personal sanitario que trabaja a toda máquina por el coronavirus, el 6 de marzo de 2020 | EFE/EPA/LM

Francia activa un plan de emergencia para minimizar el coronavirus

stop

El Gobierno de Macron se prepara para una epidemia "inevitable" y prevé poner en marcha la tercera de las cuatro etapas de su plan de emergencia

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente francés Emmanuel Macron durante una visita a personal sanitario que trabaja a toda máquina por el coronavirus, el 6 de marzo de 2020 | EFE/EPA/LM

Barcelona, 06 de marzo de 2020 (15:24 CET)

Al igual que Reino Unido, Francia tiene un plan de emergencia de cuatro fases para atacar el coronavirus e intentar detener su avance en el territorio nacional. Con más de 400 casos y siete fallecidos por el brote, el Gobierno de Emmanuel Macron ya prevé activar la tercera etapa, que recoge las medidas más restrictivas y extremas para minimizar los efectos de la "inevitable" epidemia y, ojalá, entrar en la fase cuatro, la del retorno a la normalidad.

Francia "entrará en una fase que durará semanas y probablemente meses", advertía el lunes el presidente francés, que este jueves se ha reunido con los principales investigadores públicos y privados en la lucha contra el coronavirus, informó France 24. El Gobierno luso entiende que se está agotando el tiempo para dar por finalizada la etapa dos de su plan de emergencia, que buscaba limitar la propagación del virus, sin haberlo conseguido.

Las alarmas se han disparado con el incremento sin precedentes de los casos positivos, entre ellos un miembro de la Asamblea Nacional que se encuentra hospitalizado. "Hay un momento en el que todos sabemos que una epidemia es inevitable", ha lamentado Macron este jueves después de que el Ministerio de Salud confirmara 138 nuevos casos en un día y tres nuevas muertes en el país, llevando el contador hasta la séptima casilla.

La situación en Francia empieza a ser tan preocupante que se han cerrado en torno a 150 escuelas y el Parlamento Europeo ha decidido que el pleno de la próxima semana se celebrará en Bruselas y no en Estrasburgo, como estaba previsto. "Las condiciones de seguridad necesarias para el traslado de la Eurocámara a Estrasburgo la próxima semana no pueden darse", ha afirmado el presidente parlamentario David Sassoli.

La portavoz del Gobierno francés, Sibeth Ndiaye, ha advertido de que con toda posibilidad tendrán que elevar la alerta de epidemia al nivel 3, el máximo, lo que podría provocar restricciones de viajes y cancelaciones de actividades públicas, según la prensa local. No obstante, el Ejecutivo de Macron dice que las elecciones municipales del 15 y 22 de marzo se mantienen en pie pese al estado de emergencia.

Expertos sanitarios en el comité del Gobierno para mitigar el coronavirus han estimado que la máxima alerta sanitaria podría decretarse "dentro de unos pocos días, y como máximo dentro de una o dos semanas".

El plan de emergencia francés

El manual para atacar el coronavirus en Francia fue elaborado por la Dirección General de Salud y se basó en el plan de pandemia de 2011, redactado para aliviar los efectos de la influenza A-H1N1. Se divide en cuatro fases: primera, evitar que el virus ingrese en el territorio; segunda, limitar la propagación del virus; tercera, minimizar los efectos de la pandemia; y cuarta, retorno a la normalidad. Francia está a punto de pasar de la dos a la tres.

El Ministerio de Salud francés ha estimado que la tercera etapa podría durar entre ocho y 12 semanas. La fase comporta la movilización de médicos y activos del sistema sanitario y la atención de pacientes no graves de forma ambulatoria, para concentrar todos los esfuerzos en los pacientes graves de coronavirus. También puede haber reducciones de viajes en tren y recomendaciones a los empresarios para permitir el teletrabajo.

El Ministerio de Educación ha asegurado que el cierre total de las escuelas y colegios, como en Italia, no es probable, pero es cierto que el plan recoge la posibilidad de cerrar más centros educativos. La portavoz Ndiaye ha hecho un llamamiento a la calma diciendo que "la vida en el país no se detendrá debido al coronavirus" mientras el primer ministro, Édouard Phillipe, dijo que la transición de una fase a otra "no nos debería preocupar".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad