Francisco González, expresidente de BBVA.  EFE/Sergio Barrenechea

Francisco González sale indemne de su cita con el juez por Villarejo

stop

El juez deja sin medidas cautelares al expresidente de BBVA en la primera jornada del juicio que relaciona al banco con el excomsiario de policía

Madrid, 18 de noviembre de 2019 (15:09 CET)

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha dejado sin medidas cautelares a Francisco González después de su primera comparecencia en el caso que relaciona a BBVA con el excomisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo. Después de dos horas prestando declaración, el expresidente del banco ha asegurado que todo ha transcurrido "con transparencia y claridad". 

"Sí, puedo decirles que una vez que termine esta investigación, quedará muy claro, repito, muy claro, que el grupo BBVA y sus directivos han trabajado siempre de manera íntegra y ejemplar", ha dicho González a su salida de los juzgados. "Lo quiero decir así de claro, sin perjuicio, como es lógico, de que hubbiera alguna conducta individual de carácter irregular que yo en este momento desconozco", ha recalcado. 

González ha explicado que tras conocer que el grupo Cenyt, propiedad del excomisario de policía, "había prestado algunos servicios al grupo BBVA", la ejecutiva del banco decidió abrir una línea de investigación interna con el objetivo de esclarecer "el alcance de los trabajos". Además, González ha recordado que, entonces, él mismo ya se mostró dispuesto a prestar declaración ante la Justicia. 

El pasado julio, el juez García Castellón imputó a BBVA como persona jurídica. Fue entonces cuando su expresidente, según ha declarado González, asimiló que también sería llamado a declarar, algo que ha aprovechado para preparar durante este tiempo su comparecencia junto a su abogado Jesús Santos, que también ejerció como defensa del Partido Popular en el caso Gürtel.

Asimismo, el exbanquero ha recalcado que BBVA es una "gran institución internacional enormemente respetada" y que trabaja "en beneficio no solamente de sus clientes y accionistas", sino que también "presta servicios relevantes a la sociedad". 

González ha preferido prestar declaración antes que acogerse a su derecho de no hacerlo, al igual que otros citados por el juez García Castellón bajo el pretexto del secreto de sumario. de hecho, hasta el momento, solo Antonio Béjar, el expresidente de Distrito Castellana Norte -la sociedad que gestionó la Operación Chamartín y que cuenta con participación de BBVA- fue el único que decidió optar por la misma vía que el expresidente, siendo destituido a finales de julio tras conocerse su imputación. 

En su etapa en el BBVA, Béjar había desempeñado las funciones de director del departamento de Riesgos y Recuperaciones Inmobiliarias, y, durante su comparecencia, explicó que los servicios prestados por Cenyt -y referidos por González- apuntan al seguimiento por parte del banco de sus clientes morosos. 

15 años de relación con BBVA

La constructora Sacyr trató en 2004 de controlar BBVA a través de una supuesta recomendación del exjefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, que ejerció su cargo durante el mandato de Francisco González. Fue entonces cuando presuntamente empezaron las conexiones entre BBVA y Cenyt. De hecho, el juez impuso a Corrochano una fianza de 300.000 euros por estos hechos. 

El exdirector de comunicación de BBVA, Javier Ayuso, ha comparecido antes que González sobre las labores que comprendían su cargo. También ha declarado por las presuntas amenazas que sufrió en 2015 por parte de Villarejo debido a la información publicada cuando se desempeñaba como periodista para El País y por los datos aportados en la investigación interna del banco, iniciada durante el mandato de González y que tuvo continuidad con la llegada del actual presidente, Carlos Torres, el pasado enero. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad