Fraude en la venta de gasóleo de calefacción por valor de diez millones

stop

COMBUSTIBLES SUBVENCIONADOS

Los presuntos defraudadores compraron el gasóleo a Cepsa

en Barcelona, 10 de abril de 2015 (22:41 CET)

Tras meses de investigación bajo el secreto del sumario, el juez de instrucción número 28 de Barcelona ha citado a declarar como imputados a los cuatro principales responsables de una trama empresarial montada alrededor de la firma Adato Premium que tenía como finalidad, según la querella del fiscal, "la elusión del pago del impuesto especial de hidrocarburos, del impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos y, también, del impuesto del valor añadido correspondiente al ejercicio de 2010".

Según fuentes próximas  a la investigación judicial consultadas por Economía Digital, el montante de lo defraudado a Hacienda por el impago de impuestos supera los 10 millones de euros.

Objetivo: burlarse de Hacienda

Según la fiscalía de delitos económicos, "Adato Premium se dedicó a la adquisición de gasoil, haciendo ver que lo destinaba a usos bonificados (agrícola o calefacción) de manera que así conseguían burlar la tributación correspondiente a la comercialización de gasoil en general".

El juez sospecha que esta empresa "adquirió a CEPSA 4.219.083 litros de gasoil en 2010 y los guardó en un depósito de la sociedad Futurexert. Durante los meses siguientes aparentó vender a domicilio 3.888.030 litros para calefacción a centenares de clientes. Pero todo ello era falso".

3.000 facturas falsas

Según relata la querella del fiscal, "fueron requeridas más de 3.000 personas que aparecen en la factura de Futurexert. Resultó que 374 ya estaban muertas cuando se supone que recibieron el gasoil en sus domicilios. Otras 1.722 declararon que jamás recibieron dicho gasoil. El resto, no fueron localizadas".

Sin embargo, los imputados, según la fiscalía,  facturaron y reclamaron a hacienda un IVA que nunca cargaron, porque las operaciones ni se llevaron a cabo. La fiscalía afirma en su querella que "declararon cuotas de IVA soportado falsas".

Tras meses de investigaciones, el juzgado no tiene ni idea de a dónde ha ido a parar aquel carburante, ya que en los almacenes de Futurexpert se encuentran vacíos. Se sospecha que se vendió en el mercado negro.

Imputados que se niegan a declarar

El juez, tras meses de indagaciones sigilosas (entre ellas, decenas de intervenciones telefónicas) citó esta semana como imputados por un delito continuado contra la Hacienda pública y otro de falsedad a los propietarios de las empresas que urdieron la trama: Joan Serra Planadevall y José Mª Rispa Fabregat. También fueron citados Felipe Vilanova Martínez y Sergio Martínez López a los que se considera coordinadores de la trama. Todos se negaron a declarar y continúan imputados.

La Agencia Tributaria, la Fiscalía y el Servicio de Vigilancia Aduanera sospechan que el alcance de esta trama afecta a otras sociedades y otros testaferros que habrían creado centenares de facturas falsas para desgravar el IVA.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad