Enric Crous en un acto de su campaña a la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona. La Generalitat le ha nombrado presidente del comité de gobierno del Hospital Clínic de Barcelona. /EFE/Toni Albir

Enric Crous: del fracaso en la Cambra al Hospital Clínic

stop

La Generalitat ficha a Enric Crous para que presida el comité de gobierno del Hospital Clínic de Barcelona

Josep Maria Casas

Economía Digital

Enric Crous en un acto de su campaña a la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona. La Generalitat le ha nombrado presidente del comité de gobierno del Hospital Clínic de Barcelona. /EFE/Toni Albir

Barcelona, 15 de julio de 2019 (17:58 CET)

La Generalitat nombró este lunes a Enric Crous como nuevo presidente del consejo de gobierno del Hospital Clínic de Barcelona. El nombramiento se ha hecho a propuesta de la consejera de Salud, la republicana Alba Vergès, y solo dos meses después de que Crous fracasara en las elecciones a la Cambra de Barcelona, a la que presentó como favorito del Govern.

Crous, de 72 años, sustituye en la presidencia del comité de gobierno del Hospital Clínic a Xavier Pomès, que fue consejero de Interior y de Salud en los gobiernos de Jordi Pujol.

En un comunicado de la Consejería de Salud, resaltan que Crous fue director general de Damm durante 28 años y consejero delegado de Cacaolat durante dos, precisamente hasta el pasado enero. Previamente, fue director general de Mercabarna y de Fira Barcelona.

El comunicado no menciona que Crous lideró una de las candidaturas en las recientes elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona. Esta candidatura, que contó con el apoyo de la patronal Pimec, fue derrotada por los independentistas de Joan Canadell, actual presidente de la Cámara. En aquellos comicios, Crous ni siquiera salió elegido por su correspondiente epígrafe o sector empresarial.

En su fracasada carrera por la presidencia de la Cámara, Crous contó con apoyos en la Generalitat y en el Pdecat, entre los que se incluye a Artur Mas.

Dos meses después de fracasar en las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona, la Generalitat repescó a Crous para un cargo en el sistema de salud catalán, un sector en el que hasta ahora no ha trabajado.

Creu de Sant Jordi

La Generalitat destaca del currículum de Crous que preside la Fundació Catalunya Cultura y que es vicepresidente de la Fundació Pere Tarrès. En 2014, recibió la Creu de Sant Jordi de la Generalitat “por su contribución al fomento de diversas manifestaciones culturales y deportivas, del mundo casteller (tradición catalana) y, en especial, del mundo de la música”. Ninguna de estas actividades tiene relación con la sanidad.

El Hospital Clínic está controlado por la Generalitat y la Universitat de Barcelona. Su presupuesto ronda los 500 millones de euros anuales. Realiza más de 23.000 intervenciones quirúrgicas y 500.00 consultas externas al año.

Desde hace años, el Hospital Clínic tiene pendiente un proyecto de construcción de un nuevo centro hospitalario porque sus actuales dependencias están saturadas. Sin embargo, hace tan solo unas semanas compraron otro local adyacente.

También tienen pendiente el traslado de Barnaclínic, un negocio privado que realizan dentro de un hospital público y con recursos de la sanidad pública. Un informe de la Sindicatura de Cuentas advirtió de esta situación. El exconsejero Toni Comín exigió que Barnaclínic modificará su figura mercantil (ahora es una sociedad anónima) y saliera fuera del recinto de un hospital público. Sin embargo, la actual consejera Vergès no les ha puesto ningún plazo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad