La consejera Àngels Chacón (i) y la ministra Reyes Maroto (d) en una reunión que mantuvieron en Barcelona el pasado julio. / EFE/ Alejandro Garcia

La Generalitat se enroca en contra del voto por correo en la Cambra

stop

La Generalitat no descarta aplazar las elecciones a las cámaras de comercio si el ministerio de Reyes Maroto les obliga a incluir el voto por correo

Josep Maria Casas

Economía Digital

La consejera Àngels Chacón (i) y la ministra Reyes Maroto (d) en una reunión que mantuvieron en Barcelona el pasado julio. / EFE/ Alejandro Garcia

Barcelona, 08 de febrero de 2019 (04:55 CET)

La ministra Reyes Maroto y la consejera Àngels Chacón mantienen un pulso sobre el sistema de voto en las elecciones a las cámaras de comercio catalanas. Este pulso puede desbaratar la convocatoria electoral fijada para principios de mayo.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo envió a la Generalitat a finales de enero un borrador de orden sobre el sistema de voto en las elecciones a cámaras. En este borrador se indica que, en virtud de la ley española de cámaras de comercio, no se puede excluir el voto presencial ni el voto por correo. Esta posición choca con el decreto electoral de la Generalitat que únicamente prevé el voto electrónico.

En las alegaciones que presentó este jueves, último día de plazo, la Generalitat se enroca en contra del voto por correo. Fuentes de la consejería de Empresa precisan que sus alegaciones se basan en dos cuestiones: la competencia regulatoria y la seguridad jurídica.

La Generalitat esgrime que, como administración tutelar de las cámaras de comercio catalanas, tiene la “competencia para regular el procedimiento electoral”. A su entender, el Ministerio de Comercio puede reglamentar los diversos sistemas de voto, pero será el gobierno catalán el que decida cuál o cuáles utiliza.

Además, la Generalitat advierte que el Ministerio prepara la orden sobre sistemas de voto en elecciones camerales cuando este proceso ya está abierto. La mayoría de las autonomías han renovado los plenos de las cámaras de comercio. Tan sólo quedan pendientes cinco comunidades: Cataluña, Cantabria y Castilla-La Mancha –donde ya se han convocado–, además de Andalucía y Canarias –todavía sin fecha–.

Fuentes e la Consejería de Empresa indican que la propuesta de orden ministerial, tal como está redactada, genera “inseguridad jurídica” porque el proceso electoral ya está en marcha.

Dictamen de los servicios jurídicos

La Generalitat esperará a que la orden ministerial se publique en el BOE para encargar un dictamen a sus servicios jurídicos. Fuentes del gobierno catalán indican que se ajustarán a este dictamen.

Advierten que una modificación del decreto electoral, para contemplar el voto por correo, podría desbaratar el calendario previsto. Las elecciones camerales se fijaron para el próximo mayo únicamente por la modalidad de voto electrónico: del día 2 al 7, mediante sistema remoto, y el día 8 de forma presencial aunque también mediante un dispositivo electrónico.

Sin embargo, fuentes empresariales mantienen que las elecciones a las cámaras catalanas no tienen porque aplazarse aunque se incorporen las modalidades de voto en urna y por correo. Insisten en que solo es necesaria una “adaptación” del decreto electoral de la Generalitat. “si hay voluntad política todo puede ir muy rápido”, insisten estas fuentes.

Añaden que el real decreto 669/2015, que desarrolla la ley básica de cámaras de comercio, prevé el voto presencial, por correo y electrónico para elegir los plenos camerales. Insisten en que, por ley, no se puede prescindir de los dos primeros.

El Consejo General de Cámaras de Comercio de Cataluña todavía no ha adjudicado el sistema de voto electrónico. Sin embargo, en el pliego de condiciones ya se preveían estas posibles contingencias.

Las últimas elecciones a la Cambra de Comerç de Barcelona se disputaron en 2010. De las trece cámaras catalanas, tan solo en dos –Barcelona y Reus- se ha presentado más de una lista. La batalla se centra en la primera, con cuatro precandidatos en liza:  Enric CrousRamon MasiàJosé María Torres y Carles Tusquets.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad