stop

Junts pel Sí y la CUP imponen en el parlamento catalán que los medios que reciban publicidad institucional estarán obligados a difundir todas las campañas

Economía Digital

Los diputados de la CUP, Anna Gabriel (d), Joan Garriga (c) y Gabriela Serra (i). De esta formación partió la propuesta de dejar sin publicidad institucional a los medios que no inserten la campaña del referéndum. / EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 29 de junio de 2017 (14:23 CET)

Los medios de comunicación que inserten publicidad institucional de la Generalitat estarán obligados, a partir de ahora, a difundir todas sus campañas, incluida la del referéndum de independencia. En caso contrario, se les retirará el contrato publicitario. Así lo ha decidido este jueves el parlamento catalán con los únicos votos a favor de Junts pel sí y la CUP, formación de la que partió la propuesta.

Para ser beneficiario de un contrato de publicidad institucional, los medios (prensa, radio, televisión y digitales) estarán obligados a insertar los anuncios publicitarios del referéndum convocado para el próximo 1 de octubre. Si se niegan, la Generalitat los dejará sin contratos de publicidad institucional.

Con esta medida, la CUP intenta que no se repita lo que ocurrió con la consulta del 9 de Noviembre de 2014. En aquella ocasión, algunas emisoras de radio se negaron a difundir la campaña de participación en aquel proceso después de ser prohibido por el Tribunal Constitucional.

Economía Digital renunció hace cuatro años a las subvenciones públicasED cree que las instituciones públicas no deben subvencionar a los medios de comunicación ya que eso puede hipotecar la libertad de información.

Aprueban la propuesta de la CUP

Jordi Cuminal, diputado de Junts pel sí, argumentó que si los medios progresistas aceptan publicidad de bancos y los de derechas no tienen problema en incluir anuncios de sexo, “con más motivo deben aceptar la publicidad institucional del gobierno del país. Cuminal añadió que publicar la publicidad del referéndum no les obliga a cambiar su línea editorial.

Ciudadanos, PSC y PP han votado en contra. El socialista David Pérez indicó que el gobierno de Carles Puigdemont intenta trasladar el conflicto a los medios. Para el popular Juan Milián, la medida aprobada por el parlamento catalán supone un “ataque brutal a la libertad de prensa”. Fernando Páramo, de Ciudadanos, indicó que los medios controlados por la Generalitat, en especial TV3, están en campaña continua.

Cataluña sí que es pot (CSQP) se abstuvo porque considera que se está obligando a los medios a posicionarse a favor de los partidarios o los detractores del 1-O.

En cambio, todos los grupos votaron a favor de que la Comisión Asesora de Publicidad Institucional difunda los importes que recibe cada medio en concepto de publicad institucional, ayudas y subscripciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad