Las Fuerzas Armadas de Turquía dijeron el viernes que tomaron el poder en el país para proteger el orden democrático y para mantener el respeto a los derechos humanos. REUTERS/Stringer

¿Golpe de Estado en Turquía?

stop

Una sección del ejército toma como rehen al jefe del Estado Mayor. Fuentes presidenciales aseguran que Erdogan se encuentra a salvo

Economía Digital, con información de Reuters

Las Fuerzas Armadas de Turquía dijeron el viernes que tomaron el poder en el país para proteger el orden democrático y para mantener el respeto a los derechos humanos. REUTERS/Stringer

Barcelona, 15 de julio de 2016 (23:36 CET)

Esta es una noticia en desarrollo. Visita nuestra página de Facebook para la cobertura en video.

Posible golpe de Estado en Turquía, aunque los datos son confusos. Algunas unidades militares han "intentado un levantamiento militar", que habría sido sofocado, dijo el primer ministro este viernes noche en una entrevista telefónica. El levantamiento es "un atentado contra la democracia y la voluntad del pueblo", aseguró Binali Yildirim a la agencia estatal de noticias. Sin embargo, diferentes acontecimientos hacen pensar que el golpe habría cuajado.

Diversas informacions señalan que los militares rebeldes habrían tomado al jefe del Estado Mayor como rehén. El ejército turco proclama en algunos medios de comunicación locales, recogidos por la agencia de noticias Reuters, que tomaron "buena parte del control de Turquía" para mantener el orden democrático.

El estado de derecho, aseguran, "debe seguir siendo una prioridad y las relaciones internacionales deben permanecer sin cambios". Turquía dispone del segundo mayor ejército de la OTAN tras el de los Estados Unidos (EEUU). El presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, en el poder desde 2003, ha convocado a los turcos a través de Facetime para que se manifiesten contra la acción militar. El ejército declaró el toque de queda y la ley marcial. La televisión pública ha dejado de emitir.

La OTAN guarda silencio

El país es uno de los aliados más importantes EEUU en la lucha contra el grupo insurgente Estado Islámico. Turquía da un importante respaldo a los opositores del presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil que enfrenta Siria y ha albergado a unos dos millones de refugiados sirios. A pesar de ello, en Washington y las instituciones europeas guardan silencio.

Turquía ha estado en guerra con los separatistas kurdos y ha sufrido numerosos ataques con bombas y disparos este año, incluyendo un atentado hace dos semanas perpetrado por islamistas en el principal aeropuerto de Estambul que causó más de 40 muertes.

Después de servir como primer ministro desde el 2003, Erdogan fue elegido presidente en el 2014, con planes de reforma de la Constitución para dar a la presidencia mayores poderes ejecutivos. Su partido AK, con raíces en el islamismo, ha tenido una relación tensa con los militares y nacionalistas en un Estado que fue fundado sobre principios seculares después de la Primera Guerra Mundial, y que tiene una historia de golpes militares.

Aviones y tanques en Estambul y Ankara

Este viernes, los canales locales de televisión mostraron vehículos militares bloqueando los puentes sobre el Bósforo en Estambul y tanques desplegados en el aeropuerto principal de la ciudad. En la capital Ankara, sobrevolaban aviones de combate y helicópteros. Un periodista de Reuters escuchó disparos.

Un responsable turco, que pidió no ser identificado, confirma que decenas de soldados habían sido desplegados en otras ciudades de Turquía, pero no especificó cuáles. Una ciudadana española, Susanna Montoliu, aseguró en una entrevista con la televisión autonómica catalana (TV3) que se han escuchado disparos en el mayor aeropuerto de Estambul.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad