Gordó deja el Pdecat pero no el escaño. El ex consejero de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, durante su comparecencia ante la comisión de asuntos institucionales del Parlament de Cataluña, en mayo. EFE/Andreu Dalmau

Germà Gordó se aferra a la protección judicial que le da el escaño

stop

Germà Gordó pide la baja en el Pdecat pero no renuncia al acta de diputado ni a su condición de aforado. Carga contra la nueva dirección del partido

Economía Digital

Gordó deja el Pdecat pero no el escaño. El ex consejero de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, durante su comparecencia ante la comisión de asuntos institucionales del Parlament de Cataluña, en mayo. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 06 de junio de 2017 (11:30 CET)

Salvar al partido pero sin perder la condición de aforado. Así lo decidió el viernes pasado la dirección del Pdecat en una reunión de urgencia, tal y como adelantó Economía Digital, y este martes lo ha confirmado el propio Germà Gordó. El hasta ahora diputado de Junts pel sí (JPS) pedirá la baja de la antigua Convergència y por tanto del grupo parlamentario independentista, pero no entregará el acta de diputado.

De esta manera el ex consejero catalán de justicia mantiene la condición de aforado, posición clave para enfrentar la investigación por hasta tres presuntos delitos en el caso 3%que abrió contra él el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

"Causo baja del nuevo partido Pdecat y evidentemente del grupo parlamentario de JPS y permaneceré como diputado no adscrito, en el sentido que me ha pedido la plataforma Nova Convergència y después de haberlo hablado con algunos dirigentes del partido y algunos compañeros de escaño", señala el comunicado emitido por Gordó.  

Artur Mas, que tuvo a Gordó como uno de sus hombres más cercanos mientras ocupaba la presidencia de la Generalitat, se ha implicado en resolver esta situación con un objetivo claro: hacer ver que el partido quiere pasar página, pero salvando los muebles de la formación. Así se acordó el pasado viernes, en un encuentro en el que participó Marta Pascal, cara visible del nuevo Pdecat, y que pidió directamente la dimisión del exdirigente convergente.

Germà Gordó: la nueva dirección del Pdecat se reunió el pasado viernes para exigirle el carnet del partido, aunque no el acta de diputado

En la nota difundida, Gordó muestra su contrariedad por la “pérdida de confianza mutua” con la actual dirección del partido y el distanciamiento con las nuevas figuras públicas del Pdecat. En los últimos meses "han sido muchas las ocasiones" en las que ha "discrepado en cuestiones de especial relevancia, como declarar obsoleto un activo tan inmenso como CDC", señala el diputado catalán.

Enfrentamiento con el Pdecat

Poco después de conocerse la decisión de Gordó, el presidente de JPS, Jordi Turull, ha advertido de que el todavía diputado “se equivoca mucho” al no entregar el acta, reprochándole que vaya “a la suya”.

El propio Pdecat ha emitido un duro comunicado a continuación en el que recuerda que dicha acta “no es de ningún partido político, no es de ninguna persona concreta, sino de todos y cada uno de los 100.000 candidatos inscritos a Junts pel sí y del 1.628.724 de personas que votaron a esta candidatura”. “No hay justificación posible para reducir el número de representantes de este grupo”, zanja el Pdecat. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad