Gustavo Buesa y Jordi Pujol jr. sacan jugo a la basura

stop

Los habitantes de Lloret de Mar pagan una de las tasas más altas de España por el servicio de recogida de residuos urbanos, un contrato que investiga la Guardia Civil

Josep Maria Casas

Gustavo Buesa (derecha) con uno de los artistas de su productora musical / YOUTUBE
Gustavo Buesa (derecha) con uno de los artistas de su productora musical / YOUTUBE

Barcelona, 13 de julio de 2016 (13:02 CET)

La Guardia Civil se presentó a primera hora de esta mañana en el domicilio particular de Gustavo Buesa, presidente de GBI Serveis, en Lloret de Mar (Girona), pero no dieron con él porque hoy se encontraba en Ibiza.  

GBI Serveis, siglas que corresponden a las iniciales de Gustavo Buesa Ibáñez, es un grupo catalán dedicado a la gestión integral de residuos urbanos, integrado en la actualidad por una veintena de sociedades, que ha conseguido importes contratos de administraciones gobernadas por Convergència.  

Buesa se inició en el negocio de los residuos a mediados de los ochenta cuando constituyó la empresa Ingeniería de Residuos SA. En 1992, entró en el accionariado de esta sociedad la compañía RF Proces, formada por la eléctrica Fecsa y RWE Ibérica de Saneamiento, filial del grupo alemán RWE Entsorgung, para la cual realizó trabajos en aquella época Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del ex presidente de la Generalitat.

Se mueven como pez en el agua en el sector de los residuos

Buesa y Jordi Pujol júnior se hicieron muy buenos amigos en aquellos años, cuando los dos se movían como pez en el agua en el negocio de las basuras, según apuntan fuentes del sector. En 2003, Buesa recuperó el 100% de su empresa y constituyó GBI Serveis.  

Jordi Pujol Júnior facturó en 2010 más de 243.000 euros a una filial de GBI Serveis por supuestos trabajos de asesoramiento para buscar proyectos y socios en México. Por este pago, Buesa figura como investigado en el caso Pujol que se instruye en el Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional.   

La UDEF sospecha que las asesorías en México serían ficticias

Los investigadores de la UDEF sospechan que las asesorías de México serían ficticias y que el importe pagado podría corresponder a los beneficios que genera el vertedero de Tivissa (Tarragona). La empresa que obtuvo los permisos, precisamente en el último gobierno de Jordi Pujol, tenía como socios a Gustavo Buesa, Josep Mayola y Jordi Pujol Ferrusola, aunque el nombre de este último se mantuvo en la sombra.  

La Agencia Tributaria apunta en un informe, basado en una investigación de la Guardia Civil, que Buesa habría financiado irregularmente a Convergència a cambio de contratos del Ayuntamiento de Lloret.  

El alcalde Crespo tenía prisa en adjudicar el servicio a Buesa

GBI Serveis se adjudicó el servicio de recogida y tratamiento de residuos Urbanos de Lloret en 2008, pese a que no presentó la oferta más barata. En 2011, en el último pleno del entonces alcalde Xavier Crespo, protagonista del caso Clotilde, se renovó la adjudicación por un periodo de 10 años y un importe de 80 millones de euros, a razón de 8 millones anuales.  

Las familias de Lloret de Mar pagan una de las tasas de basuras más altas de toda España, según constató un informe de la Diputación de Barcelona. Los grupos de ICV y ERC, en la oposición, criticaron que el contrato a GBI se aprobará en el último pleno de la legislatura y en trámite de urgencia.  

El registro de esta mañana en el Ayuntamiento de Lloret y en el domicilio de Buesa está relacionado con las adjudicaciones realizadas a GBI. Una fuente municipal recuerda que este grupo también se encarga de la gestión de una gran planta de tratamiento de residuos en Lloret de Mar y que intervino en la puesta en marcha del vertedero de Vacamorta (Girona), sobre el que penden diversas resoluciones judiciales de cierre.  

Posee una discográfica y un restaurante en México

Además del negocio de las basuras, Buesa se dedica a otras actividades más glamorosas: posee una productora musical, Bucono Music, especializada en flamenco; organiza conciertos en Lloret y, hace un año, inauguró un restaurante en Miami, el Klima, del que es socio. También intervino en la compra del inmueble donde se encuentra la sala de fiestas Luz de Gas junto a los hermanos Bordas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad