Iceta arrebata Ros a los críticos del PSC y será el presidente del partido

stop

FUTURO SOCIALISTA

De izquierda a derecha, Joan Ignasi Elena, Àngel Ros, Marina Geli y Miquel Iceta | ED

14 de julio de 2014 (14:26 CET)

Tándem. Inesperado para una parte del sector crítico del PSC, que había reservado al alcalde de Lleida, Àngel Ros, un papel de liderazgo para plantear una alternativa a la dirección del partido.

Ros, en las últimas semanas, defendiendo un perfil propio, se ha acercado a Miquel Iceta para preparar el PSC en esta nueva etapa. Y ha aceptado la oferta de Iceta para ser el presidente del PSC,

Integrar sensibilidades

Con ello, Iceta quiere integrar a los diferentes sectores del PSC, pero no a cualquier precio. Con Ros el acuerdo es total, porque, aunque el alcalde de Lleida reclamaba una posición más flexible sobre el derecho a decidir, nunca se ha planteado candidaturas alternativas al PSC, como le propuso el sector crítico.

Ros quiere volver a ser alcalde de Lleida, con las siglas del PSC, y desea contribuir en la nueva etapa del partido, que debe clarificar su mensaje, pero sin perder el norte.

Es lo que pide Iceta. “Voy a integrar diferentes sensibilidades, pero hay que saber a qué vamos, a que jugamos”, ha advertido, reclamando “fidelidad, no a mí, sino al partido”.

En su cuenta de twitter, Iceta ha anunciado el paso al frente que ha dado Àngel Ros. “He comenzado los contactos para confeccionar la nueva dirección del PSC. He propuesto a Ángel Ros la presidencia del partido y él ha aceptado”.

Tura no, Geli si

Pero no todos tendrán un encaje en esa dirección. Iceta se ha referido en concreto a Montserrat Tura, con quien comparte diagnóstico en algunas cuestiones. Después de reunirse con ella de forma extensa, Iceta ha asegurado en Rac1 que cree que "ni para ella, ni para el partido, es oportuno ahora su inclusión".

Otra cosa es la entrada de Marina Geli, o su recuperación para la causa socialista. Iceta se ha mostrado partidario de "poner el contador a cero", y recuperar a Geli y a Núria Ventura para el grupo parlamentario, después de la marcha del tercer diputado díscolo, Joan Ignasi Elena. 

Uno de los cambios, aunque sea de matiz, por ahora, es que el PSC votará a favor de la ley de consultas catalana que prepara el Parlament. Otra cosa será el decreto de convocatoria del President Artur Mas, que, basándose en esa ley, convocará la consulta del 9 de noviembre, que rechazan los socialistas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad