Personal sanitario realiza una vacunación. EFE/EPA/SIPHIWE SIBEKO / ARCHIVO

India busca aprobación para las pruebas masivas en humanos de su vacuna

stop

La farmacéutica Bharat Biotech quiere probar la vacuna Covaxin en 28.500 voluntarios para medir su eficacia contra el coronavirus

Madrid, 12 de octubre de 2020 (14:26 CET)

India continúa rezagada en la carrera internacional de la vacuna del coronavirus, pero pretende dar un importante paso adelante para recortar distancias con el resto de sus competidores. La farmacéutica Bharat Biotech ha solicitado autorización para iniciar la fase tres de los ensayos clínicos, que implican las pruebas masivas con seres humanos.

Si finalmente logra el visto bueno de los controladores sanitarios, la compañía alcanzará un punto en el que ya se encuentran inmersas otras grandes empresas de todo el mundo como Astrazeneca, Moderna o Pfizer que lideran las investigaciones para dar con un antígeno de la Covid-19.

Los fabricantes han solicitado el pase al siguiente nivel, pero la investigación todavía tiene que ser verificada por el Controlador General de Drogas de la India (DGCI) que ha solicitado "datos completos sobre seguridad e inmunogenicidad del ensayo de fase dos”, según ha publicado Times of India.

La vacuna india ha demostrado una respuesta inmunitaria en animales

A pesar de que va rezagada en la investigación, su prototipo ya ha cerrado con éxito las pruebas con grupos de primates, que han logrado generar una respuesta inmunitaria contra el coronavirus. Lo que invita a la esperanza con este prototipo.

Además, también se ha administrado la inyección a algunos colectivos pequeños de voluntarios, de entre 18 y 55 años, de una docena de hospitales de India. Es el paso previo, antes de comenzar a distribuirla entre grupos masivos. India ha hecho un llamamiento para reclutar a 28.500 voluntarios.

India investiga una vacuna inactivada

Bharat Biotech inició el desarrollo del antígeno, bautizado como Covaxin, de la mano del Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR) en una colaboración público-privada para acelerar los trámites.

Se trata de un prototipo de vacuna inactivada, que utiliza un cultivo de patógenos muertos. Es una vía alternativa de investigación que también han puesto en marcha otras compañías como la farmacéutica estatal china Sinopharm.

El éxito del prototipo indio puede suponer un avance para toda la comunidad internacional que se enfrenta a numerosos problemas para producir y suministrar de forma autóctona las dosis de la vacuna. India es el país que más antígenos produce a nivel mundial.  

A finales de septiembre, el primer ministro indio, Narendra Modi, ofreció esta capacidad industrial al resto de países en la Asamblea General de la ONU. “Como el país productor de vacunas más grande del mundo, hoy quiero dar más seguridad a la comunidad internacional", afirmó entonces. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Rebrotes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad