Jarro de agua fría al impuesto a las nucleares del Govern

stop

IMPUESTOS DEL GOVERN

El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell | EFE

22 de agosto de 2014 (18:44 CET)

El Govern de Artur Mas necesita ingresar más recursos, pero los nuevos impuestos que ha aprobado tienen un límite, el que marca la ley. El Consell de Garanties Estatutàries ha sacado adelante un dictamen en el que ve inconstitucional el impuesto del Govern sobre la producción termonuclear de energía eléctrica. Considera que se trataría de “una doble imposición”, porque ya existe uno de carácter estatal.

El dictamen, que difundió el Consell este jueves, afirma que el artículo 6.2 de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca) prohíbe esa doble imposición.

En tela de juicio los impuestos verdes

Se trata de un impuesto que aprobó el Govern de CiU, con el apoyo de ERC, y por el que la Generalitat esperaba ingresar unos 43 millones de euros. Ese importe surgía de imponer una tasa de 0,0018 euros por kilovatio y hora.

De hecho se trataba del impuesto central de las llamadas tasas verdes o ambientales, porque representaba casi el 90% de los 49 millones en esa partida. Junto con el impuesto a la producción termonuclear, se incluía también otro para la emisión de gases y uno más sobre los vuelos comerciales.

Finalidad del impuesto

Fue Esquerra la que presionó al Govern para aprobar esos nuevos impuestos, con la idea de incrementar los ingresos de la Generalitat, y no incidir en nuevos recortes de gasto público.

Fuentes jurídicas aseguran que el Govern no puede imponer una tasa sólo porque necesita mayores ingresos, sino que debe argumentar cual es el fin de esa nueva tasa.

Y el Consell de Garanties lo que fija en el dictamen es que no se acredita la supuesta finalidad de ese impuesto, y que “no se puede diferenciar claramente” del impuesto que impulsó el Gobierno español también sobre la producción de la energía eléctrica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad