Mas sólo escucha parcialmente a sus asesores económicos al crear los 'impuestos verdes'

stop

El Govern inicia el trámite parlamentario de las tasas a la aviación comercial, las nucleares y las emisiones de gases

11 de febrero de 2014 (19:37 CET)

El Govern de la Generalitat ha iniciado este martes el trámite parlamentario de los polémicos impuestos verdes con pequeños cambios. El proyecto de ley cuenta con parte de las modificaciones que el consejo económico del Ejecutivo, el CTESC, reclamaba. Las puntualizaciones sólo se han atendido parcialmente.

Se incluyen en las tres nuevas tasas, con las que se espera recaudar 50 millones de euros y ya han provocado ampollas entre las empresas que se verán afectadas: las aerolíneas comerciales, Endesa, Iberdrola y las industrias que emiten gases contaminantes.

Vuelos

La tasa a las aerolíneas comerciales tendrá ahora una nueva exención. No la pagarán las aeronaves que tengan que aterrizar o despegar del aeropuerto de El Prat en “situaciones excepcionales”. Es decir, cuando el avión tenga una emergencia o se dirija a una zona con un fin solidario. Dos peticiones del CTESC. No ha incluido ninguna otra alegación en el periodo de exposición pública.

El Govern ha querido calmar los ánimos de las aerolíneas que operan en el aeropuerto catalán comparando lo que recaudará con el futuro impuesto y las tasas que fija Aena. Según el portavoz del Ejecutivo, los privados pagan 98 millones de euros anuales a la institución estatal y sólo deberán abonar un millón a la Generalitat.

Electricidad e industrias

Las nucleares son las que se llevan la peor parte, ya que tienen los tributos más altos. La única buena noticia para Endesa e Iberdrola, las dos productoras que operan en Catalunya, es que dejarán de pagar el gravamen de protección civil cuando entre en vigor el impuesto. Las eléctricas ya han anunciado que lucharán para evitar pagar las tasas. Por el momento, no han concretado sus acciones.

En cuanto al impuesto a la emisión de gases contaminantes, Mas ha escuchado sólo parcialmente al CTESC. Al final, las industrias productoras de Catalunya se beneficiarán de una bonificación del 10% si realizan inversiones para mejorar la calidad atmosférica de sus sistemas. Un porcentaje mayor al apuntado inicialmente por el Ejecutivo.

La Generalitat prevé empezar a cobrar las tasas el próximo julio. Las estimaciones de recaudación de este ejercicio se han incluido en los Presupuestos de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad