stop

El presidente del Banc Sabadell cree que el Gobierno es “consciente” del malestar en Cataluña y ha reaccionado con el plan de inversiones en infraestructuras

Manel Manchón

Economía Digital

Josep Oliu y Jaume Guardiola, presidente y consejero delegado del Banc Sabadell, cuyo primer accionista es el fondo Blackrock / EFE

Barcelona, 29 de marzo de 2017 (17:06 CET)

Josep Oliu no espera cambios drásticos en el proceso soberanista en Cataluña, pero entiende que la apuesta de Mariano Rajoy, tras anunciar un plan de inversiones en infraestructuras, “es muy positiva”. El presidente del Banc Sabadell no estuvo en el acto de Rajoy con empresarios catalanes, por cuestiones internas de la entidad, pero apoya la iniciativa, aunque se ha mostrado esperanzado en poder alabar todos los proyectos cuando “estén en marcha”, a medida que se vayan ejecutando.

“El gesto de Rajoy es positivo, y lo será más cuando se concrete, y cuando se pueda mostrar una secuencia permanente que deje huella en el país (Cataluña), y es una señal clara para que los catalanes puedan empezar a entender que el Gobierno central se preocupa de verdad por su bienestar”, ha asegurado Oliu, en el almuerzo con medios de comunicación previo a la junta de accionistas de la entidad.

Oliu no ha querido produndizar en otros aspectos del proceso soberanista ni se ha atrevido a pronosticar hasta qué punto la acción del Gobierno, que ha proyectado una inversión de hasta 4.200 millones de euros hasta 2025 principalmente destinados a los servicios de Cercanías de Renfe y al corredor mediterráneo, puede repercutir en un descenso del apoyo al independentismo.

Oliu considera que habrá sacrificados para poder resolver el problema catalán

Pero Oliu sí ha querido dejar claro que “el problema se debe resolver”, y que puede que otros territorios se vean sacrificados. “Me dijeron unos empresarios gallegos que ellos serían los sacrificados por el tema catalán, y no lo sé, pero sí que entiendo que puede haber sacrificados con el fin de resolver el problema, que es lo importante”, ha sentenciado.

Algunos medios y opinadores independentistas argumentaron que Rajoy no pudo contar con empresarios de peso en su acto en Barcelona, ni con banqueros como Oliu. Responsabilidades internas del presidente del Sabadell le impidieron asistir, pero no rechaza un plan que, como mínimo, es “necesario”, para mantener un diálogo con el gobierno catalán, aunque no sea, todavía, suficiente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad