Junqueras dejará caer a Mas si suspende la consulta

stop

HACIA EL 9N

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, deposita su voto en las elecciones europeas / EFE

26 de agosto de 2014 (11:51 CET)

Las palabras, cuando son tan contundentes, y se repiten casi de forma literal, no dejan margen a interpretaciones. Y, aunque a Esquerra Republicana le pudiera interesar unas elecciones autonómicas tras las municipales de mayo de 2015, su presidente, Oriol Junqueras, ha afirmado que no quiere saber nada, ni acuerdos de gobernabilidad, ni apoyos de presupuestos, si previamente no se produce la consulta soberanista del 9N.

Junqueras no quiere componendas. Aunque sabe perfectamente que el President Artur Mas no pondrá urnas en la calle si el Gobierno recurre ante el Tribunal Constitucional la ley de consultas y la convocatoria del 9N. Lo sabe, porque el propio Mas ha insistido en los últimos meses que no hará nada ilegal. Y, aunque la convocatoria se ampare en una ley legal del Parlament –cuestionada por los votos particulares de hasta cuatro juristas de los nueve del Consell Consultiu-- es consciente de que no puede hacer tampoco el ridículo.

Votar, votar y votar

Pero el presidente de ERC defiende lo que cree que es un acuerdo inviolable. “Los acuerdos se firman para cumplirlos”, ha advertido en una entrevista en TV3. En caso contrario, ha asegurado que no volverá a pactar con CiU.

“Esquerra Republicana no llegará a nuevos acuerdos con aquellos que no cumplan los que ya están firmados. Así de claro”, ha afirmado, tras insistir en que “no es imaginable otro escenario” que no pase por celebrar la consulta. Junqueras se ha mostrado convencido de que “nadie romperá el consenso”.

"Si el Estado no nos deja votar nosotros hemos de persistir porque el derecho de voto está por encima de las opiniones de algunos políticos. No renunciaremos al derecho de voto en una consulta, porque consultas así no se hacen a menudo y elecciones sí", ha remachado Junqueras, quien ha admitido que mantuvo una reunión de carácter privado con Artur Mas el 7 de agosto.

Sin poder gobernar

La posición de Esquerra, por tanto, deja a Mas en una difícil situación, porque se encontrará sin apoyos en el Parlament. Podría, eso sí, prorrogar los presupuestos para 2015, y tratar de convocar elecciones al Parlament justo antes de las municipales de mayo, o justo después.

Junqueras ha insistido una y otra vez en que no concibe otra cosa que votar el 9N. “Si no se cumplen los pactos, imagine qué país podemos construir, qué futuro tendríamos", ha asegurado, dejando claro que ERC no votará, en caso de no poder votar, los presupuestos de 2015, porque “cómo aprobaríamos unos Presupuestos”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad