Torra, a la derecha, con Aragonès en un pleno del Parlament. EFE/Quique García

La agenda de Torra condena al fracaso su cita con Sánchez

stop

Quim Torra anuncia que dedicará la reunión con Pedro Sánchez a hablar de autodeterminación y del rechazo a la monarquía, la "represión" y el 155

Barcelona, 19 de diciembre de 2018 (20:00 CET)

Rechazo a la monarquía, a la “represión” y a la aplicación del 155, y defensa cerrada del derecho de autodeterminación. De eso es de lo que piensa hablar este jueves Quim Torra con Pedro Sánchez en su reunión de este jueves, la segunda que mantienen ambos.

Pese a la expectación generada y el suspense en torno a si se celebraba o no finalmente el encuentro, la cita se perfila como una nueva sesión estéril al servicio del ya habitual diálogo de sordos entre la Moncloa y la Generalitat, si atendemos a las agendas de uno y otro. El presidente del Gobierno ya había avanzado que, en caso de producirse la reunión, no vetaría ningún tema, pero también que dedicaría tanto tiempo a hablar de políticas sociales como dedicara el presidente catalán a hablar de presos y referéndum.

Y Torra aprovechó el debate en el Parlament de este jueves, por momentos especialmente bronco, en la línea de la alta tensión previa al Consejo de Ministros de este viernes en Barcelona, para insistir en su orden del día, basado en esos cuatro puntos que entiende que son los que mayor consenso suscitan en la sociedad catalana, afirmación que ha basado en una encuesta publicada el domingo por el diario Ara.

Pugna por la foto

Así las cosas, la cuestión es la foto. Y quién saldrá en ella. La Generalitat insiste en que se ha salido con la suya, y que la reunión incluirá también a tres ministros y tres consellers, a la manera de una "minicumbre" entre ambos ejecutivos —que la Moncloa rechazaba de entrada—, en lugar de limitarse a ser un encuentro protocolario como el que Sánchez mantuvo con la presidenta andaluza, Susana Díaz, cuando celebró el Consejo de Ministros en Sevilla, aunque la Moncloa seguía en el momento de cerrar esta información sin confirmar si ese será finalmente el formato.

De hecho, ambos gobiernos dieron por hecho el encuentro, pero a la vez protagonizaron un último desencuentro a la hora de explicar cómo será. Así, la versión de la Generalitat no cuadra con la difundida antes por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, según la cual, el encuentro entre Sánchez y Torra será a solas, pero irá acompañado de otras reuniones bilaterales, por ejemplo entre ella y el vicepresidente catalán, Pere Aragonès.

Arran ya ha convocado una concentración de protesta frente al Palacio de Pedralbes que servirá de calentamiento al rosario de protestas del viernes

Según el govern, en cambio, la reunión será con tres miembros de sus respetivos gobiernos acompañando a Sánchez y Torra, que, por parte de la Generalitat, serán Aragonès; la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, y la de Justicia, Ester Capella. Y, aparte, podría haber un “saludo” protocolario entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat antes o después de la reunión conjunta, prevista a las seis y media de la tarde en el Palacio de Pedralbes.

Y, por si no hubiera ya suficiente ruido para las pocas nueces que todo apunta que saldrán de la cita, la organización juvenil Arran, vinculada a la CUP, ya ha convocado una concentración de protesta frente al palacio que servirá de calentamiento al rosario de protestas previstas el viernes para boicotear la reunión ministerial en Barcelona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad