Quirófano de neurocirugía de Barnaclínic / GRUPO HOSPITAL CLÍNIC

Las clínicas privadas llevarán al Supremo el caso Barnaclínic

stop

La patronal de clínicas privadas recurre al Supremo el fallo de la Audiencia de Barcelona que favorece a Barnaclínic

Barcelona, 07 de marzo de 2017 (19:00 CET)

La Audiencia de Barcelona ha desestimado el recurso que interpuso la patronal de clínicas privadas contra Barnaclínic, vinculada al Hospital Clínic, por supuesta competencia desleal. La Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES), la patronal de las clínicas privadas, confirma a Economía Digital que recurrirán el fallo ante el Tribunal Supremo. Entienden que un centro público como el Hospital Clínic de Barcelona no puede desarrollar un negocio de sanidad privada, dentro del mismo recinto hospitalario, como el que está llevando a cabo a través de Barnaclínic.

De momento, el tribunal mercantil número 7 de Barcelona y la Audiencia Provincial han dado la razón a Barnaclínic. No obstante, ACES nunca ha dado su brazo a torcer y luchará hasta la última instancia judicial. En mayo del año pasado, el director general del Hospital Clínic, Josep Maria Campistol, anunció que había adquirido el “compromiso” ante Toni Comín, a petición del propio consejero de salud, de que la privada Barnaclínic abandonaría el recinto hospitalario por tratarse de un centro público.

No obstante, diez meses después todavía siguen en la séptima planta del Hospital Clínic. Campistol también anunció que Barnaclínic dejaría de ser una sociedad anónima para convertirse en una fundación sin afán de lucro. Tampoco se ha avanzado en este sentido.

La sentencia de la Audiencia da un respiro a los responsables de Barnaclínic. Todavía se pueden tomar los cambios anunciados con mayor calma. Desde ACES se insiste en que, pese a las sentencias judiciales, ni por “estética” ni por “ética” una clínica privada puede operar dentro de un hospital público, aprovechándose de sus profesionales y de sus medios.

Las mutuas dudan del negocio privado del Hospital Clínic

En el informe de gestión correspondiente al ejercicio de 2015, Barnaclínic reconoce que la facturación a mutuas se ha reducido a la mínima expresión. Asistencia Sanitaria Colegial y ASISA forman parte de ACES, la patronal que les ha llevado a los tribunales. Barnaclínic incrementó sin embargo su facturación en 2015 hasta los 14,4 millones de euros, 1,1 millones más que en el ejercicio anterior, que suponen un crecimiento del 8,5%. Los beneficios se acercan a los 290.000 euros.

Desde sus competidores privados se apunta que exhiben estas cifras porqué operan en el Hospital Clínic y con los médicos de este centro público. Campistol reconoció en una rueda de prensa que Barnaclínic paga unos 2,5 millones de euros anuales a profesionales del Hospital Clínic, que previamente han formalizado la compatibilidad para trabajar en una clínica privada y en un hospital público.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad