Serra defiende los sobresueldos de Catalunya Caixa: "Hice lo que debía". EFE

La Audiencia rebaja las fianzas de Serra y Todó por sus sobresueldos

stop

La Audiencia de Barcelona ha rebajado en tres cuartas partes, de 9,5 millones de euros a tan sólo 2,56, las fianzas para la cúpula de CatalunyaCaixa

Barcelona, 08 de octubre de 2018 (17:41 CET)

La Audiencia de Barcelona ha rebajado substancialmente las fianzas impuestas en su momento a la cúpula de CatalunyaCaixa, liderada por Narcís Serra y Alfons Todó, por el caso de los sobresueldos. El Tribunal ha aceptado la petición de los abogados de la defensa al reducir la fianza de 9,5 millones de euros a tan sólo 2,56 millones, que supone una cuarta parte de la que ordenó el juez instructor.

Esta fianza se fija en concepto de responsabilidad civil por los sobresueldos al equipo director. Sin embargo, los que la deben afrontar no sólo es la cúpula directiva, sino también los miembros del consejo de administración que dieron el visto bueno a este incremento salarial.

El tribunal que juzga a la excúpula de CatalunyaCaixa (entidad que fue absorvida por el BBVA) atiende así la demanda efectuada por las defensas del expresidente, Narcís Serra, y del exdirector general, Adolf Todó. A este último también se le levantó otra fianza exclusiva para él de 808.563 euros.

La defensa de Serra y Todó advirtió el pasado 4 de octubre, en la primera sesión del juicio, que acusación popular que ejerce la CUP carece de legitimidad para reclamar fianza. Argumentan que esta formación política no resultó perjudicada por los sobresueldos y, por ello, solicitaron que la fianza se rebajase hasta los 2,56 millones reclamados por la Fiscalía y por la Abogacía del Estado.

Patada judicial a la CUP

El tribunal aceptó la reclamación de la defensa. “Debe reconocerse prosperidad jurídica a la tacha de legitimación en esa específica condición de parte acusadora", señala el tribunal, en alusión a los argumentos de la defensa de Serra y de Todó en contra de la CUP.

En abril de 2017, el titular del instrucción número 30 de Barcelona impuso una fianza de 9,5 millones de euros a Serra y Todó, así como a otros 39 exmiembros del cosnejo de administración por los sobresueldos a la cúpula directiva.

Para justificar la rebaja de la fianza, el tribunal recuerda que, en este caso, la acusación popular la ejerce un "partido político", en alusión a la CUP. Recuerda que las formaciones políticas no son órganos constitucionales, sino "entes privados de base asociativa".

Asimismo, el tribunal subraya que ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado, que representa al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), han hecho "objeción alguna" a la demanda de las defensas de que se rebajara la fianza.

Esos 2,56 millones de fianza corresponden al perjuicio económico causado a CatalunyaCaixa por los aumentos salariales aprobados en dos Consejos de Administración, uno celebrado en enero de 2010 y otro en octubre de ese año, después de que el FROB inyectara 1.250 millones en la entidad.

El sueldo de Todó creció en 1,45 millones

En concreto, la Fiscalía estima que, en el caso de Todó, estos acuerdos de incremento salarial causaron un perjuicio de hasta 1,45 millones de euros a la entidad. Por lo que concierne  a los aumentos a su número dos, Jaume Massana, se calculan en otros 1,11 millones.

Una vez resueltas las cuestiones previas, las declaraciones de los acusados comenzarán el próximo 11 de octubre, cuando intervendrán ante el tribunal Serra y Todó. La semana pasada, minutos antes de iniciarse el juicio, Serra dijo a la prensa que “no me arrepiento de nada”. De esta forma indicó que el incremento salarial se ajustó a la realidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad