La fiscalía negocia más rebajas para Oriol Pujol

stop

La acusación popular cree que el ex secretario general de Convergència podría alcanzar un acuerdo extrajudicial que reduciría aún más las penas

Oriol Pujol cuando declaró ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya / EFE

Barcelona, 04 de junio de 2016 (01:00 CET)

En el escrito de acusación dirigido al juez instructor del caso ITV, la Fiscalía Anticorrupción pide cinco años y dos meses de cárcel para Oriol Pujol Ferrusola, pese a que sigue negociando un acuerdo con la defensa que supondría una substancial reducción de esta pena.

Desde la acusación particular, ejercida por Manos Limpias, se sospecha que la Fiscalía ha pedido penas bajas para que, si luego se llega a un acuerdo de conformidad con las partes, no pueda decirse que ha cedido en exceso.

Oriol intenta salvar a su esposa de la cárcel

La defensa de Oriol Pujol aceptaría una pena de cárcel mínima, aunque supusiese su ingreso en la cárcel, con la condición que se exonerase a su esposa, Anna Vidal, para la cual la Fiscalía pide tres años y cuatro meses de reclusión.

En marzo pasado, el abogado defensor, Javier Melero, indicó a Economía Digital que, en las conversaciones con la Fiscalía, se estaba negociando una pena de entre dos años y dos años y medio, que es la mitad de lo que ahora pide Anticorrupción en su escrito de acusación provisional.

Petición para que devuelva más de 700.000 euros

La Fiscalía acusa a Oriol Pujol de un presunto delito de tráfico de influencias, por el que pide dos años de cárcel; otro de cohecho continuado, un año y medio; y, finalmente, de falsedad en documento mercantil, otros dos años. Además solicita una multa de 310.000 euros, un decomiso de 443.00 euros y su inhabilitación para el ejercicio de cargo público durante seis años.

En enero pasado, la fiscal Teresa Duerto comunicó a las partes que, a propuesta de la defensa, se habían iniciado negociaciones para un eventual acuerdo de conformidad.

Las acusaciones no tienen noticias de la Fiscalía

Desde entonces, ni la acusación popular, representada por Manos Limpias, ni la acusación particular, ejercida por Itevelesa, han tenido noticias sobre el curso de las negociaciones.

La acusación popular aceptaría un acuerdo extrajudicial, con el que se evitaría el juicio oral, si Oriol Pujol reconociese su supuesta culpabilidad y resarciera los perjuicios ocasionados.

Los abogados de la acusación popular se mantienen en el caso ITV pese a la situación de su cliente, Manos Limpias, que es objeto de investigación judicial. El 28 de diciembre pasado, la acusación particular pidió una pena de más de once años para Oriol Pujol y otra de cinco años y medio para su esposa.

La acusación particular, ejercida por Itevelesa, al mayor grupo empresarial español del sector de la ITV, también presentó su escrito de acusación en diciembre pasado. Los portavoces de la empresa siempre han evitado pronunciarse sobre este caso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad