La Generalitat debe 24 millones de euros a la escuela concertada

stop

Irene Rigau tiene pendiente abonar los gastos de funcionamiento de tres meses de 800 centros

La consejera de Educación, Irene Rigau | EP

16 de octubre de 2013 (11:09 CET)

La Generalitat debe más de 24 millones de euros a las 800 escuelas concertadas de Catalunya. La consejera de Educación, Irene Rigau (CiU), ha reconocido que su departamento no ha sufragado durante tres meses los gastos de funcionamiento en los centros (luz, agua, teléfono y mantenimiento, entre otros) en una respuesta parlamentaria publicada por el Boletín Oficial del Parlamento de Catalunya (BOPC).

Tiene pendiente abonar 8,1 millones desde diciembre de 2012; unos 8 millones corresponden a los gastos del pasado abril, y otros 8,1 millones de mayo. El resto de pagos están al día, afirman fuentes de la consejería en declaraciones a Europa Press.

Más recortes

Los centros concertados temen que en los próximos meses esta cifra incremente substancialmente. Dan por sentados que sus facturas se aplazarán por la reducción de 1.700 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para 2013.

“Existía el compromiso de que Hacienda nos pagaría los tres meses pendientes y mantendría las retribuciones”, asegura la secretaria general de Agrupación Escolar Catalana (AEC), Eva Salvà. La asociación que aglutina a un centenar de escuelas concertadas.

Paga el Estado


El departamento dirigido por Cristóbal Montoro (PP) ha comunicado a la Generalitat que el plan de proveedores y el FLA no son complementarios. Las cantidades destinadas a pagar a estos profesionales se descontarán del fondo de rescate de las autonomías, decisión que afectará al departamento de Educación.

Según las patronales del sector, el Estado tiene que abonar, además de los gastos de funcionamiento, subvenciones que el Gobierno de Artur Mas (CiU) debe a las escuelas desde el curso 2011-12 de cuidadores y ayudas para alumnos con necesidades educativas especiales (NEE).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad