Aglomeración en el andén de la estación de Plaza España, durante una huelga de metro, en una imagen de archivo. EFE/Quique García

La huelga del metro empaña el inicio del Mobile

stop

La congestión obliga a restringir los accesos a la línea 5 en las estaciones de Sagrera y Sagrada Familia a primera hora de la mañana

Economía Digital

Aglomeración en el andén de la estación de Plaza España, durante una huelga de metro, en una imagen de archivo. EFE/Quique García

Barcelona, 25 de febrero de 2019 (09:11 CET)

La huelga de la plantilla del metro de Barcelona ya ha empezado a complicar la movilidad en Barcelona en pleno arranque del Mobile World Congress, que se celebra desde este lunes en los dos recintos de Fira Barcelona, y que tiene su  sede principal en el de Gran Vía, en l'Hospitalet de Llobregat.

Esta mañana, ya se han registrado colapsos en el tramo central de la línea 5 que han obligado a aplicar restricciones desde antes de las ocho de la mañana en los accesos de las estaciones de Sagrera y Sagrada Familia, dos de los intercambiadores con mayor afluencia de viajeros, según informan fuentes de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). Las demás líneas no registran congestión. 

La huelga de metro está previsto que dure hasta el jueves, los cuatro días que dura el MWC, y comporta paros diarios entre las 7 y las 9 de la mañana, entre las 4 y las 6 de la tarde y de las 10.50 de la noche y hasta el final del servicio.

Tanto en el paro matinal como en el de la tarde, se aplican servicios mínimos del 50%, lo que se traduce en que de los 154 convoys habitualmente operativos a esas horas, solo circulan 77, aunque la distribución de los mismos es irregular. Así, en el  tramo sur de la L9, una de las que da servicio al Mobile, se mantienen el número de metros y, por tanto, la frecuencia de paso habitual, de siete minutos. En la franja nocturna de la huelga, en cambio, los servicios mínimos son del 30%.

El paro de metro se suma a la imposibilidad que tendrán los congresistas de contratar vehículos VTC mediante las plataformas Uber y Cabify, que dejaron de operar en Barcelona hace unas semanas a raiz del decreto de la Generalitat que fija en 15 minutos el periodo previo de contratación de esos servicios.

Para minimizar la afectación, TMB, que también gestiona los autobuses urbanos, una área en la que no hay huelgas convocadas estos días, ha reforzado la línea H12, que llega al recinto ferial  de l'Hospitalet, en los tramos horarios que coinciden con la apertura y el cierre diarios del salón.

Además, la organización ha contratado a la compañía un servicio especial de buses lanzadera que conectan el recinto ferial de la Gran Vía con el de Montjuïc, donde se celebra el encuentro de emprendedores 4YFN y el Women4Tech. De lunes a miércoles, ese servicio funciona de 7 de la mañana a 9 de la noche, y el jueves lo hará hasta las 5 de la tarde.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad