El exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras. Foto: Efe

La línea roja de Junqueras: con Sánchez todo por escrito

stop

Esquerra Republicana quiere que Sánchez firme un compromiso con el diálogo político y que legitime la voluntad de autodeterminación

Barcelona, 16 de noviembre de 2019 (10:42 CET)

ERC se encuentra en una posición decisiva para que Pedro Sánchez pueda formar gobierno sin tener que ir a terceras elecciones. Tras una campaña del líder del PSOE especialmente dura hacia el independentismo, ahora el partido de Oriol Junqueras solicita un compromiso por escrito y firmado por Sánchez donde se concrete cómo será la mesa de diálogo político sobre Cataluña para comprometer su no oposición a la investidura, de acuerdo con El País.

Desde la cárcel de Lledoners y cumpliendo una condena de 13 años de prisión por delitos de sedición y malversación, Oriol Junqueras ha expresado que “hay que dar valor y peso a los diputados de ERC en Madrid y dar carta blanca para comenzar una negociación, que no será rápida”.

Para abstenerse en la votación de investidura, los republicanos solicitan que el PSOE legitime la apuesta por la independencia que reclaman, a pesar de que no la compartan. Así lo afirmó el coordinador nacional de ERC y el vicepresidente del Gobierno de Cataluña Pere Aragonés en una entrevista con Catalunya Ràdio: “Queremos un compromiso de una mesa de negociación política entre iguales, donde se tiene que poder discutir de todo, incluido el referéndum de autodeterminación”, en contraposición al punto 9 del preacuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos.

En el reciente escrito para un acuerdo de Gobierno se indica que “se garantizará la convivencia en Cataluña”, expresión que los independentistas no aprueban por falta de profundidad en la cuestión catalana.

Un preacuerdo inesperado acelera las negociaciones

Tras un preacuerdo más rápido de lo que se esperaba por parte de Unidas Podemos y del PSOE, la respuesta inicial fue el “no” de la portavoz Marta Vilalta. En una segunda reunión entre Gabriel Rufián y Adriana Lastra, negociadora del PSOE, el republicano insistió ya en la necesidad de una “mesa de diálogo”. Aragonès puso después la declaración de Pedralbes como punto de partida.

ERC insiste entonces en que mantiene el no a la investidura a menos que se notifique una apuesta “real" por el diálogo y la negociación sobre Cataluña. Asimismo, son conscientes de que el texto tiene que ser lo suficientemente ambiguo para acercar posiciones y crear un clima de confianza, tras numerosos intentos fallidos de diálogo.

La solución ya no pasa por otras elecciones

La ministra portavoz, Isabel Celaá, dejó claro que el Gobierno no contempla la opción de una repetición electoral. “No queremos terceras elecciones, estamos haciendo todo lo posible por evitarlas y no creemos que vaya a haber terceras elecciones. Sánchez apela a la responsabilidad de todos”, dijo.

Laura Borràs, portavoz de Junts per Catalunya, pidió tanto a republicanos como a la CUP celebrar una “cumbre” que sirva para acordar las condiciones para la investidura. Desde la dirección de ERC están de acuerdo pero entienden que son ellos, con sus 13 escaños, quienes deben negociar con el PSOE. Vilalta y Rufián afirman que también quieren reunirse de manera separada con la CUP y EH Bildu.

El escenario es imprevisible y el PSOE se prepara para una negociación larga en la que ERC tendrá un papel determinante y se descartan completamente más elecciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad