La Marea Blanca repartirá 100.000 reclamaciones contra las derivaciones

stop

El colectivo, que casi da por ganada la batalla contra las privatizaciones, inicia este lunes una campaña contra el trasvase de pacientes a las clínicas privadas de Madrid

Cartel contra las derivaciones de la Comunidad de Madrid.

19 de enero de 2014 (19:00 CET)

Los colectivos en defensa de la sanidad pública iniciarán este lunes una campaña para reclamar por las derivaciones de pacientes de los hospitales públicos a las clínicas privadas. Las agrupaciones de usuarios, profesionales y médicos han impreso 100.000 hojas de reclamaciones para que los pacientes dejen constancia de su desviación hacia clínicas privadas en los centros de atención al paciente e informen de sus casos a los colectivos.

El movimiento también repartirá 100.000 folletos en toda la Comunidad de Madrid para solicitar a los derivados que denuncien sus casos. La ambiciosa iniciativa espera recabar datos fiables sobre los pacientes transferidos a los centros privados, una información que aprovechará el movimiento para atacar la política silente que, según ellos, está aplicando la Comunidad de Madrid.

El movimiento hará pública la campaña contra las derivaciones, una acción en la que pretende concentrarse, al asumir que la batalla contra las privatizaciones está prácticamente resuelta. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha ratificado la paralización del proceso de privatización de los seis nuevos hospitales autonómicos y el propio consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, ha asomado la posibilidad de dimitir si no puede culminar su plan estrella.

Desgaste político

El movimiento colectivo espera que las elecciones europeas de este año y las autonómicas de 2015 contribuyan al desgaste de la primera candidatura de Ignacio González.

“Cuando tu médico te solicite una prueba diagnóstica, es muy probable que recibas una llamada telefónica diciéndote que esa prueba se puede realizar en un centro privado con la excusa de que existe una gran lista de espera en tu hospital”, explica el folleto. “El paciente tiene derecho a elegir el centro público y su médico debe dejar constancia para que el call center tenga conocimiento”, añade el comunicado.

El movimiento también pretende organizar charlas en los centros de salud de cada barrio para movilizar a los ciudadanos. “Denunciaremos todos los casos en los que los pacientes que exigen ser atendidos con la sanidad pública sufren demoras”, explica una integrante del colectivo del Área 2 de Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad